Foto tomada de AFP



El Barcelona amargó la Navidad al Real Madrid al ganar 3-0 en el estadio Santiago Bernabéu con goles de Messi y Suárez, que hacen más líder liguero al Barcelona y complican muchísimo las opciones blancas de cara a la Liga.

Luis Suárez abrió el marcador al rematar un pase de Sergi Roberto (54), antes de que Messi hiciera el 2-0 al transformar un penal (64) y en el descuento Aleix Vidal hizo el 3-0 (90+3) en un partido que se transformó en el segundo tiempo tras una primera parte tranquila.

La derrota deja a los blancos a 14 puntos de los azulgrana tras esta 17ª jornada de Liga, una distancia que el Real Madrid nunca ha logrado remontar para acabar ganando.

https://twitter.com/FCBarcelona_es/status/944570669777522690

Los 'merengues' acabaron el encuentro con diez jugadores tras la expulsión de Dani Carvajal por sacar con la mano un balón que iba a gol, en la acción que dio lugar al penal transformado por Messi.

El Real Madrid pareció perder los papeles en la segunda parte, tras una primera parte igualada, en la que la decisión de Zinedine Zidane de meter a Mateo Kovacic de inicio, llenó aún más el centro del campo limitando el juego de ambos equipos.

Primera parte blanca

El Real Madrid, apretado por la urgencia de conseguir puntos, salió de inicio con un punto más de intensidad, presionando muy arriba la salida del juego azulgrana.

En el minuto 2, Cristiano Ronaldo marcaba de cabeza un gol anulado por fuera de juego, antes de ver cómo el balón le pasaba entre las piernas cuando se disponía a rematar un pase de Toni Kroos solo en el área (10).

El Barcelona tardó media hora en llegar con claridad al área de Keylor Navas, cuando Messi metió un balón profundo a Paulinho que remató sobre la marcha obligando a Navas a palmear a córner (30).

La primera parte acabó con un remate de cabeza de Benzema al palo (42) por el equipo blanco, que en la segunda parte no paró de cometer errores para desesperación del público del Bernabéu.

Tras la pausa, Kovacic pasó a marcar al hombre a Messi desajustando el juego que hasta ese momento estaba haciendo el equipo blanco.

Suárez y Messi toman el mando


El Barcelona tomó las riendas del partido y en el 53, Luis Suárez advirtió con un disparo que detuvo Navas.

[imagewp:434882] Foto tomada de AFP

Un minuto después Ivan Rakitic, condujo el balón, pasó a la derecha a Sergi Roberto, que envió al lado contrario donde apareció el 'pistolero' uruguayo para abrir el marcador (54).

El gol dio alas a los azulgrana, frente a los blancos, donde la ansiedad empezó a hacer estragos perdiendo rápido el balón y mostrándose imprecisos en los pases, y la crispación hizo que Sergio Ramos viera una amarilla por un manotazo a Suárez (59).

El uruguayo volvió a aparecer para soltar un disparo que rechazó Navas, Suárez recogió el balón para mandar un tiro al palo y en el barullo en el área llegó la mano de Carvajal y el penal que transformó Messi (64).

El argentino sigue con este gol como firme mejor goleador de la Liga española con 15 tantos y también como el mejor artillero de los clásicos, en los que lleva ya 25 dianas.

Con 2-0 abajo y en inferioridad numérica, Zidane se decidió a mover el banquillo, metiendo a Marco Asensio y a Gareth Bale (72) por Kovacic y Casemiro.

El galés tuvo una de las mejores ocasiones para recortar distancias cuando solo en boca de gol sacó un remate que detuvo el portero Ter Stegen (77).

Esta ocasión fue prácticamente la última clara del equipo blanco, que vio cómo el partido acababa poco después todavía con un tercer gol en el descuento de Aleix Vidal (90+3).

La derrota deja la Liga muy cuesta arriba para los blancos, mientras los azulgranas prácticamente se aseguran acabar como simbólicos campeones de invierno a falta de dos jornadas para acabar la primera vuelta liguera.

Tomado de AFP