Cargando contenido

El ciclista ecuatoriano ganó el Giro de Italia 2019.

Richard Carapaz, campeón del Giro de Italia
Richard Carapaz, campeón del Giro de Italia
AFP

El ciclista ecuatoriano Richard Carapaz, ganador del Giro de Italia 2019, aseguró este lunes en Quito que su compañero de equipo, el español Michael Landa, fue una pieza clave para el triunfo del Movistar Team en esa competencia.

Landa "ha sido también pieza clave para que podamos tener el rosa por más días", remarcó Carapaz que conservó la camiseta de ese color desde la etapa 14 hasta el final (etapa 21), para llevarse el trofeo "Senza Fine".

Para el ecuatoriano, el alavés es "un hombre con bastante experiencia en correr grandes vueltas", lo que representa "mucho" para los corredores que no han tenido ese tipo de historia.

Le puede interesarOsorio, blanco de comentarios en México por su regreso a Colombia

"Él nos transmitió la confianza de que estábamos bien como equipo", porque todos sus integrantes "se dejaban la piel" en cada una de las etapas, subrayó Carapaz, que hoy llegó a Quito y fue recibido por una multitud que agradeció su triunfo en Italia.

"Que esa alegría perdure, como el infinito", dijo el ciclista ecuatoriano en una rueda de prensa en la que afirmó haber sido gratamente sorprendido por el masivo recibimiento que le hicieron sus compatriotas.

El haber obtenido el Giro de Italia, una de las competencias ciclísticas más importantes, genera "una emoción que todavía no la puedo asimilar", añadió al recordar que participar en el giro era un sueño que tuvo desde niño.

"Esa euforia, ese furor" que se da en el Giro "me encanta", además que el trofeo al ganador que se entrega en esa competencia es uno de los más lindos de esta disciplina.

No obstante, admitió con humor, que el trofeo pesa mucho y contó que cuando lo recibió en Verona, tras concluir la última contrarreloj, empezó "a sudar del peso que llevaba" cuando la cargaba por la pasarela.

"Le voy a hacer un lugar muy especial" en casa, dijo Carapaz, cuyo nombre aparece en lo más alto de esa copa, después de todos los campeones de la añeja competencia que tiene más de un siglo.

Para el ciclista de Carchi, su provincia natal, el giro italiano lo ganó gracias a su buena preparación, al impulso que recibió de su equipo y de la empresa que le promociona, pero también de ese deseo que nace del corazón y que le motivó a conquistar una de las hazañas deportivas más importantes de Ecuador.

"La locomotora del Carchi", como también le apodan a "Richie", reclamó, sin embargo, un mayor apoyo al deporte en su país y dijo estar seguro de que Ecuador podría convertirse en una "potencia ciclística" si el sector público y privado reforzaran su contingente para que la niñez se dedique más a la práctica deportiva.

Lea también: Deschamps, campeón del mundo, da pistas de un fichaje del Madrid

No obstante, Carapaz hizo una petición a su país: "El mejor regalo que me puede dar Ecuador es que cuando (los ciudadanos) vayan por la carretera respeten al ciclista".

Con esa actitud, "la ciudadanía va a impulsar que nuevos talentos vayan a la carretera" a practicar la ruta con sus bicicletas, subrayó. 

Este martes Carapaz tiene previsto participar en otros homenajes por parte de las autoridades del país, y será recibido por el presidente ecuatoriano, Lenín Moreno, y el alcalde de Quito, Jorge Yunda.

Fuente

EFE

Encuentre más contenidos

Fin del contenido