Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Caterine Ibargüen, atleta colombiana
Caterine Ibargüen, atleta colombiana recibiendo el premio a la mejor atleta femenina al lado del keniata Eliud Kipchoge
AFP

Hablar de que un deportista sea elegido el mejor atleta del año por la IAAF (Federación Internacional de Atletismo) es algo grandioso, apoteósico y gigante; ahora, si lo aterrizamos a que la deportista que se llevó dicho galardón es colombiana, las palabras y los adjetivos calificativos no caben para destacar lo hecho.

También puede leer: Caterine Ibargüen es elegida como la atleta del año 2018

Y es que la atleta de 34 años Caterine Ibargüen ganó este martes el premio a la mejor atleta de 2018 en el mundo, marcando un antes y un después en el deporte de nuestro país y casi que poniéndose en la cúspide de la deportista más importante de la historia en Colombia. Así de sencillo.

Pero, ¿por qué es tan importante lo que hizo la atleta colombiana? Explicar ello es remontarse a los antiguos Juegos Olímpicos de Grecia cuando se forjó el deporte base como fuente de entrenamiento, comunicación entre guerras y entretención.

Sin embargo, esto no paró allí... En los Juegos Olímpicos modernos celebrados también en Grecia en 1896, el Barón Pierre de Coubertin sostuvo que el atletismo es y seguirá siendo la insignia principal de las justas Olímpicas por ser la historia y el romanticismo puro de los deportes de hoy en día.

Puede interesarle: Caterine Ibargüen, en una selecta lista integrada por Bolt, Isinbayeva y Carl Lewis

Spiridon Louis, un campesino ganador de la primera prueba de maratón en 1896, inició esta línea histórica...

Hoy podemos decir que nuestra Caterine continúa esa línea al convertirse en la mejor atleta del mundo y grabar su nombre en los libros de historia del deporte internacional, del atletismo puro.

En las pruebas de salto triple, como lo hizo durante toda la Liga Diamante, y en los Olímpicos de Rio de Janeiro llevándose la medalla de oro, Ibargüen demostró ser la mejor en su disciplina.

Junto con la atleta antioqueña Ximena Restrepo, que ganó el bronce en la prueba de los 400 metros en los Olímpicos de Barcelona 1992, han sido las únicas colombianas en subir al podio en un estadio Olímpico, siendo Caterine la que tiene el honor de hacer sonar el himno de Colombia en un templo de unas justas al obtener el oro en 2016.

Lea acá: La niña que no quería crecer se hizo gigante

Es así como tras lo conquistado el día de hoy, Caterine Ibargüen se empieza a codear con leyendas de la IAAF como Usain Bolt (100 y 200 m.), Carl Lewis (Velocidad y salto de longitud), Yelena Isinbayeva (Salto con pértiga), Javier Sotomayor (Salto de altura), Sergei Bubka (Salto con pértiga), Galina Chystiakova (Salto de longitud), entre otros deportistas que marcaron un hito.

Siempre hay que recordar que antes del fútbol, el tenis y el ciclismo (entre otros), el atletismo siempre ha sido el deporte base.

Caterine Ibargüen es la mejor atleta del año para la IAAF
Fuente

Antena 2

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.