Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Chile pasa a ser el mayor verdugo y México la más desvalida víctima en EE.UU.

Thearon W. Henderson/Getty Images/AFP



La paliza por 7-0 que hoy infligió Chile a México en los cuartos de final de la edición Centenario de la Copa América convierte de momento a los actuales campeones en los más temidos verdugos del torneo y al Tri en la más desvalida víctima.

La noticia procedente del Levi's Stadium dejó en segundo plano el 4-1 que Argentina, en la misma instancia, infligió horas antes a Venezuela para instalarse en las semifinales, en las que le aguarda Estados Unidos, que en la fase de grupos propinó un 4-0 a Costa Rica.

Y también superó la exhibición chilena al 7-1 con el que goleó la ya eliminada Brasil a Haití en el partido de la fase de grupos disputado el pasado 8 de junio en Orlando.

Pero estos resultados están muy lejos del récord absoluto de goleadas en la historia de la Copa América que estableció Argentina con un 12-0 sobre Ecuador hace 74 años, 4 meses y 25 días, es decir el 22 de enero de 1942 en territorio uruguayo.

Argentina también tiene el segundo lugar de este ránking pues en 1975, en la XXX edición del torneo, que no tuvo sede fija, vapuleó por 11-0 a Venezuela.

Curiosamente pasaron 41 años para que hoy la Vinotinto volviera a ser presa fácil para la Albiceleste.

En 1949 Brasil arrasó a Bolivia con un 10-1 y con idéntico 9-0 la Canarinha de 1957 humilló a Colombia y la Uruguay de 1927 a Bolivia.

La soberbia exhibición hoy de la Roja chilena, en el mejor partido de la naciente era del entrenador argentino Juan Antonio Pizzi, podría amenazar en las próximas horas el cargo del colombiano Juan Carlos Osorio como conductor de la selección mexicana.

Conjeturas aparte, el 7-0 de hoy en Santa Clara opaca el más abultado que arrojó la Copa América del año pasado jugada en Chile y conquistada por el anfitrión. En la fase semifinal, Argentina se deshizo de Paraguay por 6-1.

Hasta entonces el más antiguo torneo de selecciones del mundo solo había registrado un resultado tan desigual, con más de tres goles de diferencia, en la edición de 2007 jugada en Venezuela.

Las tres víctimas de hace nueve años fueron Colombia, que fue apisonada por Paraguay con un 5-0 en la fase de grupos, y Chile, que sucumbió por 6-1 ante Brasil en cuartos de final.

Paraguay pasó de verdugo a víctima días después, pues México le infligió un duro correctivo: 6-0.

En Argentina 2011, la Albirroja paraguaya terminó como subcampeón al caer en la final por 3-0 ante Uruguay.

Doce años atrás, en la edición Perú 2004, Argentina desarboló a Ecuador por 6-1, aunque mayor fue el registro de Brasil contra Venezuela en 1999, con un 7-0, también en la fase de grupos en un partido en que nació para el fútbol mundial Ronaldinho Gaucho al marcar un gol tras describir un doble sombrero mexicano sobre sus custodios en el estadio 3 de Febrero.

En 1997, en Bolivia, los brasileños obtuvieron otras dos goleadas, una por 5-0 a Costa Rica en la fase de grupos y otra por 7-0 a Perú en semifinales.

Por EFE