Cargando contenido

La velocidad se ha destacado en las últimas grandes etapas de la 'Grande Boucle'.

Ciclismo
Ciclismo
AFP

El altísimo rendimiento ofrecido por los corredores en el Tour de Francia, ¿es suficiente para generar sospechas de dopaje? Ciclistas y entrenadores analizan el nivel de esta edición... no tan excepcional como parece.

El debate sobre el dopaje, recurrente en cada edición del Tour de Francia, llevó el pasado domingo al líder de la carrera, el esloveno Primoz Roglic a asegurar que no tiene "nada que ocultar".

Un nivel al alza... relativamente

 "Quisiera ser como antes, seguir atacando y dando espectáculo, pero acá el nivel está muy alto", aseguró el lunes durante la segunda jornada de descanso el colombiano Miguel Ángel López, cuarto en la general.

Estas declaraciones de uno de los ciclistas más ofensivos del pelotón y que admitió haber tenido que cambiar la forma de correr son la evidencia de que los favoritos al podio en esta edición están pedaleando muy rápido.

Mire acá: Egan Bernal se retiró del Tour de Francia

Por ejemplo, el esloveno Tadej Pogacar, revelación de este Tour y segundo en la general a sus 21 años, ascendió en tiempo récord el Col de Peyresourde (8ª etapa) y el Grand Colombier (15ª)... aunque el indicador no sea quizá el más pertinente.

"En el Peyresourde, el viento daba de espalda", recuerda a la AFP Julien Pinot, entrenador del equipo francés Groupama-FDJ. "Nunca es fácil comparar".

La mejora del material de competición, del asfalto de las carreteras y del nivel de preparación de los ciclistas hace que tampoco se puedan comparar los números con los que se registraban hace años.

El récord de ascensión al Grand Colombier, establecido en 2012 por su hermano Thibaut, fue pulverizado en más de tres minutos, pero Samuel Bellenoue, entrenador del Cofidis, recuerda que "fue en el Tour de l'Ain, con una participación menos importante".

"El domingo, un gregario, Wout Van Aert, subió la mitad del puerto a un ritmo frenético antes de apartarse. Eso creó un importante efecto de aspiración del que se aprovecharon los que iban detrás".

Diferencias similares

Entre el primer y el sexto clasificado de la general hay 2 minutos y 13 segundos, una diferencia prácticamente calcada a la del Tour de 2019 tras 16 etapas (2:14).

Lea también: ‘Estoy jodido’ por todos lados: Egan Bernal sobre su presente en el Tour de Francia

"No estoy seguro de que los favoritos vayan más rápido que el año pasado", confirmó a la AFP el belga Thomas De Gendt, uno de los mejores rodadores del pelotón y con 12 años como profesional en su contador.

"Pogacar está realizando las mismas demostraciones que en la Vuelta del año pasado" donde acabó tercero, recordó el doble ganador de etapa en el Tour. "Hay una diferencia, pero no es tan grande".

Una preparación inédita e ideal

El alto ritmo con el que se está corriendo en 2020 también podría explicarse por la interrupción en marzo de la temporada durante cuatro meses debido a la pandemia, un tiempo en el que también se paralizaron los controles antidopaje por el confinamiento.

"El nivel de preparación general es superior a otros años. Todo el mundo ha podido descansar, tener tiempo para entrenarse y hacer concentraciones", explica Bellenoue.

A estas condiciones de preparación, que no suponen riesgo de lesión, se une la frescura con la que han llegado los ciclistas: "Normalmente, los corredores llegan acá con treinta días de carrera, a veces más. Algunos han venido con menos de diez; es una gran diferencia", insiste De Gendt.

Puede ver: Gobierno de Brasil se pronunció por los actos de racismo contra Neymar

Participación muy destacada

"Al haber habido tan pocas carreras han venido acá los mejores corredores, la participación es la más destacada de los últimos años", valoró el colombiano Nairo Quintana.

El temor a que la pandemia pueda volver a suspender la temporada y el peso de la Grande Boucle en el calendario ha provocado que los equipos hayan enviado a sus mejores hombres a Francia, contrariamente a la dispersión habitual, entre Tour, Giro y Vuelta.

"Se corre al día. No teníamos la garantía de continuar (la temporada) y seguimos sin tenerla", destaca Samuel Bellenoue.

No sólo comenzaron el Tour los líderes de cada uno de los equipos, sino que las formaciones presentaron el mejor '8' posible. "Había una cincuentena de corredores en la primera cumbre del domingo (la Selle de Fromentel, un puerto de primera categoría). Antes hubiese habido casi la mitad", certificó Julien Pinot.

Fuente

AFP

Encuentre más contenidos

Fin del contenido