Cargando contenido

La carrera ciclística más importante del mundo se sigue extendiendo en varios países de Europa.

Tour de Francia 2019, Nairo Quintana
Egan Bernal del Ineos en la tercera etapa del Tour de Francia 2019.
AFP

El Tour de Francia de 2021 comenzará con un paso delante de la famosa estatua de La Sirenita de Copenhague, capital "con más carriles de bicicleta del planeta", en una contrarreloj individual muy rápida, antes de la etapa más septentrional de la historia de la Grande Boucle. 

La 108ª edición del Tour de Francia, cuyo Grand Départ (Gran Salida) fue presentado este martes en Vejle, en Dinamarca, partirá el 2 de julio de ese año en las calles de Copenhague con una contrarreloj adaptada a los "rodadores más explosivos", explicó el director del Tour, Christian Prudhomme. 

Lea también: Sorpresiva noticia: Caterine Ibagüen y Ubaldo Duany 'rompieron' luego de 10 años

Sobre 13 km llanos, los ciclistas pasarán por la Ciudadela, el puente de la Reina Luisa y el Castillo Real de Amalienborg.  

"Uno de los pocos tramos en el que habrá que frenar llegará a 4 km del final, con una curva cerrada que permitirá dirigir una mirada a La Sirenita", según la organización. 

Al día siguiente, llegará la hora de los amantes de las clásicas, con 199 km de asfalto entre Roskilde y Nyborg, con 18 km de puentes barridos por el viento al atravesar el estrecho de Grand Belt. 

"Habrá un panorama excepcional (...) de lo nunca visto desde 1903" -- año de la creación del Tour -- se felicitó Christian Prudhomme a AFPTV, señalando que nunca la carrera se había aventurado tan lejos al norte. 

De interés: Evenepoel se medirá ante Miguel Ángel López en la Vuelta al Algarve

La tercera etapa danesa se disputará en medio de fiordos sobre 182 km con salida en Vejle, con una llegada probablemente agrupada en Sønderborg. 

Dinamarca es el décimo país extranjero en acoger el Grand Départ del Tour de Francia, después de Países Bajos, Bélgica, Alemania, Suiza, Luxemburgo, España, Irlanda, Gran Bretaña y Mónaco. 

Patria de Bjarne Riis, vencedor del Tour de 1996, que había reconocido en 2007 haberse dopado en los años 1990, Dinamarca sigue con pasión cada mes de julio la carrera ciclista más importante del mundo. 

En términos de seguimiento en la televisión, "hay todavía más gente que mira el Tour de Francia que los franceses", asegura Christian Prudhomme. "Dinamarca está en segunda posición detrás de Flandes y delante de Países Bajos. Francia es solo cuarta", añade. 

Tras Bruselas el año pasado, la Grande Boucle se lanzará este año desde Niza. 

Fuente

AFP

Encuentre más contenidos

Fin del contenido