Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Egan Bernal - Tour de Francia 2020
Egan Bernal - Tour de Francia 2020.
AFP

Tras la primera jornada de descanso, el Tour de Francia propone un recorrido en la fachada atlántica, entre las islas de Oléron y Ré, donde todo el pelotón estará pendiente del viento, único factor que puede impedir una llegada al 'sprint'.

Mire acá: Día clave en el Tour de Francia: este lunes se harán nuevas pruebas Covid-19

Si no sopla, la jornada, que tiene 168,5 kilómetros, puede ser tranquila, puesto que el recorrido es una tarjeta postal por la región entre dos islas unidas al continente por puentes, y acabar en una llegada masiva.

Pero si el viento se despierta, el peligro de abanicos a partir del kilómetro 47 es constante, con un pelotón rodando al borde del mar, lo que obligará a los capos de los equipos a una atención permanente para no quedar atrapados.

Asimismo, la etapa 11 de la 'Grand Boucle' también contará con una jornada que entre comillas es para los velocistas, pero su recorrido podría darse con vientos fuertes que rompan el pelotón y provoquen escapadas o cambios significativos en la general individual.

Puede ver: Juan Kaprof y sus primeras palabras como jugador de América

Esta fracción será desde Châtelaillon-Plage hasta Poitiers con 167.5 kilómetros de trayectoria. Un puerto de media montaña de cuarta categoría estará presente al km 91, pero no será de gran exigencia para los ciclistas.

- 10 etapa: Isla de Oléron - Isla de Ré, 168,5 kilómetros.

- 11 etapa: Châtelaillon-Plage - Poitiers, 167,5 Km.

Fuente

Antena 2

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.