Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

dchavarro
Tour de Francia: la etapa 19 despide la alta montaña
Tour de Francia: la etapa 19 despide la alta montaña
AFP

La Unión Ciclista Internacional (UCI) adoptó este jueves su primer protocolo de conmociones cerebrales, un dosier que había abierto hace más de un año y que se relanzó tras el accidente de Romain Bardet en el Tour de Francia.

Disparado al suelo a 65 km/h descendiendo, visiblemente sonado, el corredor francés se subió a la bicicleta para recorrer los 90 últimos kilómetros de la 13ª etapa, antes de abandonar la prueba por la noche una vez fue examinado en el hospital.

Su caso ilustra "la dificultad de gestionar las sospechas de conmoción en un deporte de ritmo incesante", en el que es imposible parar la carrera para evaluar a un competidor que se ha dañado en la cabeza, señaló este jueves la UCI en su documento.

Le puede interesar: Luto en el ciclismo colombiano: murió Yeison Suárez en un accidente de tránsito

De esta forma se ha ideado una detección por etapas, permitiendo salir rápidamente de la carrera a los corredores más dañados, sin penalizar a los que intentan alcanzar el pelotón.

Los siete expertos reunidos desde septiembre de 2019 por la UCI han enumerado señales de "retirada inmediata", que pueden detectar las primeras personas que lleguen al lugar de una caída, sin necesidad de formación médica.

Convulsiones, vómitos, mirada ausente, lesiones en la cara, desorientación, dolor en la nuca, en la cabeza, visión doble... Todos estos síntomas son "banderas rojas", sinónimo de abandono inmediato.

Si el corredor parece lúcido pero el choque ha sido violento y su casco está roto, el primer médico presente en el lugar puede hacer una evaluación acelerada, similar a la que se practica en los deportes colectivos.

Vea también: "Nunca seré el Ferguson de Real Madrid": Zidane

"¿En qué carrera estamos? ¿Quién ha ganado ayer? ¿Cuántos kilómetros quedan?", serán algunas de las preguntas, así como test de equilibrio, palabras a retener y cifras a repetir al inverso.

La UCI prevé otros dos exámenes, más completos, la noche del accidente y el día siguiente, "para detectar las señales que se manifiestan más tarde".

En caso de conmoción, está previsto un regreso progresivo al deporte, pero los corredores tendrán prohibido competir durante al menos siete días después de la desaparición de síntomas (catorce en juveniles).

Fuente

AFP

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.