Cargando contenido

El corredor aseguró que le ayudó cuando pudo al ciclista colombiano.

Mikel Landa junto a Nairo Quintana
Mikel Landa junto a Nairo Quintana
@Movistar_Team

Míkel Landa comenzó a hablar como un ex ciclista del Movistar. Tras disputar el Giro de Italia y el Tour de Francia, el corredor vasco fue confirmado por el Bahrain Mérida como su nuevo ‘capo’ para la temporada 2020 luego de dos años en la escuadra telefónica. 

A sus 29 años, el vasco esperar ser el líder indiscutible de la formación árabe luego que compartiera dicha función en el Movistar con Nairo Quintana. La estrategia no dejó buenos réditos y le impidió a ambos corredores contar con la confianza plena durante las grandes carreras. Así lo admitió el propio Landa, en declaraciones recogidas por Mundo Deportivo, indicando que ambos chocaron debido a que tenían los mismos objetivos en el equipo. 

Vea también: Más reemplazos para Nairo y Landa: Movistar anunció dos nuevos fichajes

“Entre él y yo no hay ningún problema. Nos hablamos... como un compañero más. Lo que pasa es que tenemos un problema, que tenemos el mismo objetivo y estamos compartiendo equipo y es muy difícil gestionar eso”, dijo el corredor español, quien de paso descartó que vaya a disfrutar de sus vacaciones en Colombia. 

Hay que esperar un poco a que se calme la cosa”, comentó Landa, señalado en su momento de obstruir los planes de Quintana durante el último Tour de Francia, más allá que tanto él como el boyacense terminaron entre los diez primeros.  Sobre esto, el ciclista resaltó la labor de los directores del equipo tratando de dejar satisfecho a los capos del Movistar, incluyendo a Alejandro Valverde.

“Tenía a tres corredores con los que lidiar, darle a uno un caramelo un día, otro a otro en otro. Para los compañeros es una paliza tener que cubrirnos a los tres y para mí es complicado jugar mis bazas sin perjudicar a Nairo, en este caso, o viceversa”. 

Fuente

Antena 2

Encuentre más contenidos

Fin del contenido