Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

La etapa brinda una gran oportunidad para los velocistas
La etapa brinda una gran oportunidad para los velocistas
AFP

No hubo que reseñar ningún abandono, pese a que el estadounidense Lawson Craddock (EF-Drapac) se cayó en la zona del avituallamiento en la primera etapa y arrastra una fractura en el omóplato izquierdo.  

Con más de 30 grados, esta segunda etapa está marcada por el calor, y ofrece una oportunidad de revancha a los esprínteres batidos por el colombiano Fernando Gaviria (Quick Step) el sábado.

Desde Mouilleron-Saint-Germain el recorrido dibuja casi un bucle de 182,5 kilómetros en el departamento de la Vendée. La única dificultad montañosa es la pequeña cota de Pouzauges al inicio de la etapa. 

El esperado esprint final en La-Roche-sur-Yon se anuncia exigente en una recta final en un falso llano de 900 metros, con cerca del 4% de pendiente media. "La llegada me gusta", señaló por adelantado Arnaud Démare, el número uno francés en esta especialidad. 

La Roche-sur-Yon (53.000 habitantes) recibe al Tour por sexta vez, la primera desde hace 80 años, cuando en el velódromo local se impuso el belga Eloi Meulenberg, campeón del mundo el año anterior.  

Fuente

AFP

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.