Foto: AFP



El Comité de Competición de la RFEF, reunido este miércoles en Madrid, no estudió el 'caso Piqué' y las repercusiones de su celebración tras el gol que hizo al RCD Espanyol en la última jornada de Liga, al no recibir oficialmente denuncia formal alguna de Laliga, según fuentes de la Federación. El asunto Piqué, podría estudiarse, por tanto en una próxima reunión.

El Comité de Competición no entró de oficio y entretanto lo que sí se produjo a primera hora de la tarde es una extensa nota aclaratoria e informativa de Laliga que dice lo siguiente:

"La Liga Nacional de Fútbol Profesional remite cada semana un escrito de denuncia al Comité de Competición de la RFEF y a la Comisión Antiviolencia con aquellos cánticos que se producen en los encuentros de fútbol que inciten a la violencia o tengan un contenido insultante o intolerante. Estos cánticos aparecen recogidos como comportamientos prohibidos y por tanto sancionables, tanto en el Código de Disciplina Deportiva de la RFEF como en la Legislación contra la violencia, el racismo, la xenofobia y la intolerancia en el deporte", dice la nota de Laliga.

"LaLiga pone a disposición de los aficionados un buzón de correo electrónico que acudan a los partidos envíen sus denuncias, sugerencias o requerimientos con el fin de contribuir a la lucha contra la violencia en los estadios. La dirección es: viveelfutbol@laliga.es.

Tras la disputa de la jornada 22 de LaLiga Santander y jornada 25 de LaLiga 1l2l3 se ha procedido a la remisión a los organismos anteriores, de la siguiente denuncia:

"RCD Espanyol vs FC Barcelona, el día 4 de febrero de 2018, en el RCDE Stadium, correspondiente a la jornada nº 22 de la Liga Santander (Campeonato Nacional de Liga de Primera División).

- En el minuto 66 de partido, y tras el gol local, unos 450 aficionados locales, ubicados en Gol Cornellá, sectores 109 y 110, e integrantes de la grada de animación denominada "Grada Canito", entonan de manera coral y coordinada durante aproximadamente 15 segundos, "Puta Barça Eh", siendo secundado por algunos otros aficionados desde diferentes sectores, sin poder determinar el número.

El club, añade la nota, reaccionó inmediatamente emitiendo un mensaje a través de la megafonía y de los vídeo marcadores del estadio, solicitando que cesasen los cánticos.

- En el minuto 82, y como acción reactiva al modo de celebración del gol del FC Barcelona en el minuto 81, por parte del jugador del equipo visitante, Gerard Piqué (quien se acercó corriendo a celebrarlo a la zona más cercana a la grada donde se ubicaban aficionados locales, realizando un gesto hacia el público colocándose su dedo índice sobre sus labios, en señal de silencio) unos 450 aficionados locales, ubicados en Gol Cornellá, sectores 109 y 110, e integrantes de la grada de animación denominada "Grada Canito", entonan de manera coral y coordinada durante aproximadamente 12 segundos, "Piqué cabrón, Shakira tiene rabo, tu hijo es de Wakaso y tu eres maricón", en referencia al jugador visitante nº3, Piqué. Dicho cántico fue secundado por algunos otros aficionados desde diferentes sectores, sin poder determinar el número, subraya la nota de la Liga.

Nuevamente el club reaccionó inmediatamente emitiendo un mensaje a través de la megafonía y de los video marcadores del estadio, solicitando que cesasen los cánticos.

Indicar que, hasta este momento, no se habían apreciado cánticos en contra del citado jugador o de su entorno.

- En el minuto 85 de partido, y tras ser amonestado un jugador local, unos 450 aficionados locales, ubicados en Gol Cornellá, sectores 109 y 110, e integrantes de la grada de animación denominada "Grada Canito", entonan de manera coral y coordinada durante aproximadamente 10 segundos, "Puta Barça, eh", siendo secundado por algunos otros aficionados desde diferentes sectores, sin poder determinar el número.

- En el minuto 91 de partido, ya por tanto en tiempo de descuento y durante el transcurso del juego, unos 450 aficionados locales, ubicados en Gol Cornellá, sectores 109 y 110, e integrantes de la grada de animación denominada "Grada Canito", entonan de manera coral y coordinada durante aproximadamente 10 segundos, "Puta Barça eh", sin ser secundado por el resto de aficionados.

En cuanto a las medidas de prevención de la violencia que el Espanyol haya podido adoptar, se han de mencionar las siguientes:

La recepción de ambos equipos estuvo acompañada de un considerable dispositivo de personal de seguridad del club local.

En las horas previas al inicio del partido se dispuso de unidades caninas en el interior del estadio, revisando todos los interiores del estadio y terreno de juego.

En las puertas de acceso al estadio y en otras zonas de paso, hay expuestos carteles del propio club con las normas de permanencia en recintos deportivos, así como cartelería de LaLiga sobre el Reglamento de accesos, exhibiéndose en distintos idiomas, castellano, inglés y catalán.

En los accesos al estadio se realizaron exhaustivos y rigurosos registros, controles de bultos (mochilas, bolsos), así como exhaustivos controles y cacheos preventivos.

De manera complementaria a los registros en los accesos, se realizaron igualmente rigurosos controles sobre textos y simbología de bufandas, pancartas, banderas y material impreso, siendo especialmente exhaustivos en las zonas de acceso de los grupos de animación local.

A través de los video marcadores se emitieron en numerosas ocasiones, tanto en la previa, como en el descanso y durante el transcurso del partido, mensajes contra el racismo, la xenofobia y la intolerancia en el deporte.

Durante el partido se emitieron mensajes en varias ocasiones a través de la megafonía solicitando respeto hacia el equipo rival, a la vez que solicitando que cesasen los insultos.

En la web oficial del club se publica el reglamento disciplinario mediante el que se regula el acceso y permanencia en los partidos y otros acontecimientos que organice el RCD Espanyol. Igualmente se dispone del código disciplinario existente para socios y abonados.

En diversas fases del encuentro, así como en la previa del partido, se emitieron de manera habitual mensajes a través de la UTV, en los que el RCD Espanyol se posiciona en contra de la violencia y los insultos en el fútbol.

En la zona de acceso a vestuarios se dispone de un túnel retráctil que se extiende en el descanso y a la finalización del partido, protegiendo de esta manera a jugadores y equipo arbitral, si fuese necesario.

Las zonas destinadas a las gradas de animación local disponen de cristaleras que separan dichas zonas del resto, disponiendo el club de amplios dispositivos con personal de seguridad.

El club dispone de una ambulancia medicalizada en el mismo interior del estadio, a fin de tener un tiempo de respuesta inmediato ante cualquier posible incidencia que pudiese existir tanto en el terreno de juego como en las gradas.

A través de la revista oficial del partido que se entregaba gratuitamente a los aficionados, se solicitaba por parte del club a los aficionados que animasen con fuerza, cordura e ingenio, apelando al comportamiento pacífico en la grada.

Durante la semana previa al partido, ambos entrenadores se fotografiaron juntos en el estadio, apelando a la deportividad en el derbi. Las peñas de aficionados locales apelaron en la previa del partido al respeto durante el partido.

En los instantes previos a la finalización del partido, personal de seguridad creo un cordón en el perímetro del terreno de juego, portando una cuerda a modo disuasorio bordeando todo el perímetro, para evitar cualquier tipo de invasión del terreno de juego por parte de aficionados.

Finalizado el partido, el club mantuvo el dispositivo de seguridad en el exterior hasta que ambos equipos y el árbitro abandonaron la instalación", finaliza la nota informativa de Laliga publicada en su web oficial.

Además, en un segundo documento LaLiga destaca que en el Código Disciplinario de la RFEF se tipifican, de modo general, las conductas que atentan contra la dignidad y decoro deportivos (Artículo 89) y las contrarias al buen orden deportivo (Artículos 100 y 122). Y de modo particular, también se tipifican en este Código, las provocaciones al público (Artículos 93 y 121).

Por: EFE