Cargando contenido

El equipo de Zidane sufrió más de la cuenta para vencer a Unionistas por 1-3.

James Rodríguez 2020
James Rodríguez 2020
AFP

Real Madrid derrotó a un complicado elenco de Unionistas de Salamanca por 1-2 en encuentro válido por la Copa del Rey en la Eliminatoria de 32 equipos. El equipo dirigido por Zinedine Zidane, que presentó un once alternativo, sufrió más de la cuenta y, aunque abrió la cuenta al minuto 18, a través de Gareth Bale, vio cómo sus rivales conseguían la igualdad al inicio de la segunda parte, por lo que tuvo que ir desde atrás para buscar el triunfo definitivo, conseguido con gol en contra de Juan Góngora y un tanto, sobre el final, de Brahim Díaz.

Lea también: Tatiana Calderón: "Correr en Daytona es uno de los grandes desafíos para 2020"

Los primeros minutos de partido en el pequeño estadio de Salamanca estuvieron llenos de oportunidades para Real Madrid, que presentó a dos de los jugadores que generalmente no son tenidos en cuenta por Zidane en el equipo inicialista, Gareth Bale y James Rodríguez. Ambos, buscaron la pelota, se movieron en el frent de ataque y luego de que el galés abrió el marcador, el colombiano estuvo muy cerca de anotar el segundo luego de una buena combinación con Casemiro.

Sin embargo, con el resultado a su favor, los madrileños bajaron el ritmo y Unionistas se apoderó de la pelota generando opciones de gol que no supo concretar, por lo que los primeros 45 minutos terminaron con un 0-1 favorable a la visita. La segunda parte también arrancó con dominio del local, que encontró la igualdad al minuto 53 luego de una gran corrida y mejor definición del habilidoso Álvaro Romero Murillo.

Le puede interesar: Alexis Henríquez anunció su retiro del fútbol profesional

El resultado puso un poco nerviosos a los de la capital española, pero los errores terminaron por condenar a los locales y tras un centro de Marcelo, Juan Góngora metió la pelota en propia puerta, devolviendo la ventaja a la visita que ya se la tomó con más calma, manejó los tiempos y se encargó de esperar el final del encuentro.

A los 80 minutos fue sustituido James Rodríguez, en cuyo reemplazo ingresó Isco y cuando el partido ya parecía definido apareció un buen remate de Brahim Díaz, quien se encargó de sentenciar el resultado y sellar el marcador, poniendo el 1-3 definitivo.

Fuente

Antena 2

Encuentre más contenidos

Fin del contenido