Cargando contenido

AFP



Tienen más de cuarenta años y se resisten a decirle adiós al fútbol, un deporte que les ha dado todo en la vida. Tranquilidad, conocimiento y el conocer un mundo que sin este deporte no hubieran podido visitar.

Son cuatro jugadores que han traspasado la barrera de los cuarenta años y siguen siendo parte de equipos de primera y segunda división en el fútbol colombiano. Solo uno le acaba de decir adiós al fútbol aunque sin irse del todo porque continúa entrenando pero ya como instructor de pequeños que, como él, tienen la misma ilusión de cuando era niño.

Neider Morantes ha paseado su fútbol por la mayoría de los equipos antioqueños como Nacional, Medellín y Envigado. Pasó por el fútbol mexicano y asumió el reto de ayudar al América en ascender a la primera división.

El segundo de ellos es Carlos Rodas, un delantero que incluso ya se había ido del fútbol y fue llamado por el Deportivo Pasto con el que salió campeón en el 2006. Ha jugado en 12 equipos del fútbol colombiano y parece querer su carrera en el Tuluá donde juega en esta temporada.

Gonzalo Martínez arranco en el Deportes Tolima y estuvo cinco temporadas en el fútbol italiano, también jugó en Paraguay y al volver al país parece haber tomado una segunda juventud y ha jugado en el Cali, Real Cartagena, Atlético Huila, Millonarios y Patriotas donde pareciera haber echado anclas.

El último de estos 'cuarentones' es Juan Carlos Henao el portero del Once Caldas, campeón con el cuadro albo de la copa libertadores de América en el 2004 y luego de coronarse campeón jugo en el fútbol de Brasil y Venezuela,  además de Bucaramanga, Millonarios, pero con 43 años ha vuelto a su viejo amor: el Once Caldas.

Son solo cuatro ejemplos de que como ellos mismos lo afirman, cuando se ha llevado una vida sana no es difícil jugar al fútbol así se tenga más de cuarenta años.