Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Derby Español: Sin Neymar el Barcelona se enfrenta al Real Madrid

El Barcelona opta por no convocar a Neymar para el clásico

Foto: AFP


El Barcelona, que había recurrido ante el Tribunal Administrativo del Deporte (TAD) la sanción de Neymar para intentar que jugara contra el Real Madrid, renunció a convocar al brasileño ante la "incertidumbre legal" que supone que el TAD no se pronunciara.


"Ante la incertidumbre legal que supone la falta de pronunciamiento del TAD a menos de 12 horas para el partido de esta noche (...) el club ha optado por no convocar a Neymar", anunció el Barça en un comunicado.


Sin embargo, el Barcelona "muestra su estupefacción ante el enorme vacío legal que implica la negativa del TAD a ejercer sus funciones jurisdiccionales", añadió.


El delantero brasileño del Barcelona había sido sancionado con tres partidos de suspensión en Liga el pasado día 11 por una "actitud de desprecio" durante un partido contra el Málaga el 8 de abril, tras aplaudir al cuarto árbitro cuando abandonaba el terreno de juego expulsado por una doble amonestación.


Neymar fue sancionado por el Comité de Competición de la RFEF, ante la que recurrió el Barcelona en un primer momento siendo rechazada su apelación por lo que decidió recurrir al TAD.


El Barcelona presentó el viernes el recurso contra la sanción cuando la reunión semanal del TAS había finalizado, aunque según el club azulgrana, estaba dentro de los plazos prescritos por el reglamento.


El presidente del TAD, Enrique Arnaldo, envió el sábado una nota al Barcelona, afirmando que el club azulgrana presentó su escrito "cuando era público y notorio que el Tribunal había concluido su reunión semanal".


Arnaldo afirmaba que intentó convocar sin éxito una reunión extraordinaria del organismo este sábado y recordó al Barça que "la sanción es de inmediata ejecución".


El Barcelona respondió en un comunicado afirmando que el TAD no le comunicó "el horario fijado para su reunión" y que presentó el recurso "dentro de los plazos establecidos en las normas regulatorias correspondientes", reiterando su petición de que el TAD resolviera.


Sin embargo, consciente de que en la situación actual alinear a Neymar supondría arriesgarse a incurrir en una alineación indebida, sancionada por el reglamento español con la pérdida del partido por 3-0, el Barça ha renunciado a convocar al jugador.


No obstante, considera que el hecho del que TAD no decida inmediatamente sobre su recurso "perjudica tanto al club como a la propia competición".


Ante la ausencia de Neymar, el técnico Luis Enrique podría optar por poblar el centro del campo con el portugués André Gomes o usar a Paco Alcácer en la punta de ataque con Luis Suárez y Leo Messi.


El duelo


Real Madrid y Barcelona protagonizan el gran clásico del fútbol español en el Santiago Bernabéu, decisivo para el título de la Liga, con los madridistas ante la posibilidad de asestar el golpe definitivo ante su afición al eterno rival, que está obligado a ganar para prolongar el pulso.

El Real Madrid, crecido tras eliminar al Bayern Múnich de la Liga de Campeones, tiene en su mano dar un paso de gigante hacia su gran objetivo del curso, volver a reinar en la Liga, en un escenario soñado, ante su gran rival, al que puede ver perder todos los títulos grandes en cinco días.

Zinedine Zidane sabe que es el momento deseado por cualquier madridista e intenta rebajar la presión, quitar importancia al duelo, convertirlo en uno más. Pero es consciente de que su primer clásico como técnico madridista en el Santiago Bernabéu, no lo es.

Al Barça solo le sirve la victoria en el Bernabéu. Ganar y esperar o perder y despedirse de la Liga. No tiene ningún margen de error en casa del gran enemigo, donde buscará apurar sus opciones en el último clásico de Luis Enrique como técnico azulgrana.

Su irregularidad le ha llevado a este punto. Sus resultados, especialmente como visitante, le han conducido al límite. En el clásico se disiparán prácticamente todas las dudas. Tienen tres puntos y un partido menos que un Real Madrid que aún tiene pendiente su choque contra el Celta.

Saben los barcelonistas que están ante su única oportunidad, justo unos días después de haber quedado eliminados de la Liga de Campeones a manos del Juventus -una eliminatoria en la que no marcó ni un gol-, por lo que necesitan superar este mal momento para no quedarse únicamente con la Copa del Rey como objetivo del curso.

Por: EFE y AFP