Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

No estoy a gusto con ser suplente pero seguiré yendo a la selección: Jackson Martínez

Foto AFP



El delantero colombiano Jackson Martínez habló con el Diario El País de España sobre su vida, su infancia en Chocó, el conflicto interno del país, distintos episodios de racismo que ha sufrido, y sobre la implementación de sus cualidades como delantero en el Atlético de Madrid.

Según contó a El País, quien se convirtiera en el fichaje más caro de la historia del club, por 35 millones de euros, luego de Falcao García, ha intentado vivir su vida bajo los principios cristianos que mantiene, y que lo llevaron a escribir hasta un rap evangélico. " Me gusta escribir, aunque ya busco ritmos menos golpeados que el rap".

Precisamente, a ese cristianismo del cual es muy creyente, le agradece el no haber reaccionado de forma violenta cuando vivió un episodio de racismo en el aeropuerto de Barajas en Madrid, rumbo a Oporto. "Estaba quitándome los zapatos para pasar el control y puse en la primera bandeja que vi el teléfono. Un señor que estaba al lado dijo que la bandeja era suya. El agente que había señaló que podíamos compartirla. 'Yo no comparto con negros', me dijo aquel hombre. Cerré los puños y tuve un impulso grandísimo... Me vi en la cárcel... pero gracias a Dios me controlé".

Infancia en Chocó 

"Yo sé lo que es pasar la necesidad, ver las cosas como imposibles y lejanas, como si nunca fueran a llegar. Allí hay mucha gente que está tratando de tener una oportunidad, de lograr su sueño, ya sea en el fútbol o en otra profesión. Muchas veces estoy sentado y me viene a la mente todo lo que pasé y eso me ayuda a valorar lo que tengo ahora gracias a Dios.

Es un departamento hermoso, rico en oro, que se extrae mucho, y también en frutos. Las tierras son muy fértiles y pueden hacer que la región sea más valorada de lo que es. La delincuencia ha afectado mucho por la falta de trabajo y de oportunidades, pero es una región que saca talentos impresionantes en el fútbol y el baloncesto.

La falta de afecto en las familias hace que los niños crezcan con otras necesidades y las busquen fuera porque no las tienen en sus casas. Las autoridades también trabajan para que eso mejore".

Conflicto interno en Colombia

"A mí me tocó en Medellín, en una época donde la violencia era extrema. Presencié muchos tiroteos en mi barrio, vi muertos… A los 15 años, recién llegado a Medellín, en mi primera noche estaba cenando y escuché un tiroteo. En la puerta mi padre vio una persona tirada en el suelo. Crecí en un ambiente pesado, pero Dios me ayudó a mantener el foco. Tenía el deseo de estudiar, porque tenía claro que si el fútbol no era mi futuro, iba a continuar estudiando. Me fui a vivir con mis abuelos, terminé el bachillerato y mi anhelo es continuar formándome académicamente cuando tenga tiempo".

El por qué de llamarse 'Jackson' y tener como sobrenombre 'Cha Cha Chá'

"A mi mamá le gustaba mucho Michael Jackson, mi familia estaba peleando por el nombre que me iban poner, pero ella era muy fanática, le gustaba cómo bailaba. En ese tiempo sonaba en todo el mundo y era un referente. Había un mambo que se llamaba 'Cha Cha Chá' y mi padre bailaba ese ritmo cada vez que marcaba un gol. Iba a todos sus partidos y lloraba cuando no me llevaba. Jugó en el Cóndor de Santa Fe, pero no pudo llegar al futbol profesional. Cuando nací dejó su carrera para sacarme adelante. Nos fuimos a Chocó a que buscara trabajo para poder mantenerme".

Goles

"El gol es una expresión fuerte, es el boom, lo que complementa el buen toque de pelota, la técnica, la táctica. Es el fin de todo. Siempre me dicen que busco hacer los goles más difíciles, pero no lo hago conscientemente, aunque siempre que tengo la oportunidad de hacer algo difícil lo intento. Practiqué otros deportes como el voleibol, el softball y el baloncesto, que era mi preferido. Eso me dio la oportunidad de coordinar los saltos. Si veo una bola muy arriba, a veces hago un tacón y me giro de espaldas... Busco maniobras que me salen bien".

Baloncesto

"Nunca jugué profesionalmente, pero aprendí el baloncesto en la calle. Jugaba de poste, que es mucho de aguantar el empuje del otro y es más fuerte que en el fútbol. Seguía a lo Lakers, pero como en el fútbol, me gustan los buenos partidos, me gusta ver cuando juegan Oklahoma, Chicago, los Celtics, o los Spurs, un equipo maduro que juega bien".

Llegada al Atlético

"En realidad, las opciones eran Milan o Atlético, lo otro eran especulaciones. El Atlético hizo las cosas un poco más rápido y hablaron conmigo directamente. Era un equipo conformado con un esquema de juego que podía hacer más fácil la adaptación.

Llegar aquí pensando que voy a disputar el puesto con Fernando, con el ídolo del club, no es mi manera de mi pensar. Lo disputo con él, con Vietto, con Correa, con Griezmann... Espero que pueda irme adaptando a lo que es el equipo y a lo que han venido haciendo.

La plantilla es completa, los nuevos hemos llegado con mucha ilusión porque es un equipo que ha conseguido buenos resultados con el mismo cuerpo técnico y un esquema bien asentado y definido. Esperemos que ese potencial lo hagamos relucir en el campo".

Selección Colombia

"Seguiré yendo a la selección mientras el entrenador piense que puedo aportar cosas. Acepto y respeto su decisión. No puedo decir que lo merezco porque mis compañeros pelean por eso también. Me hubiera gustado haber tenido más oportunidades, pienso que hice un buen trabajo para poder tener más minutos, pero cada entrenador tiene su forma de pensar.

Talento tuvimos siempre, en mi tierra veía jugadores con un talento increíble y pensaba que ellos saldrían antes que yo. Pero el fútbol no es solo talento, implica disciplina y dedicación porque aparecen momentos de crisis. Ahora hay mas conciencia en los jugadores jóvenes que a los 22 años ya tienen familia o se casaron. Han aprendido de lo que les ha pasado a otros y eso ayuda a que el talento sea más productivo. Además, ahora están dando más a la cantera y en la selección hay seis o siete jóvenes a los que han dado la oportunidad de madurar".

James Rodríguez

"James es un excelente jugador y una gran persona con la que mantengo una buena relación. Quiere superarse cada día, trabaja mucho y aprendió a valorar lo que le ha costado llegar donde está. Es un referente para toda Colombia".