"(Hoy) es un examen muy importante", afirmó el colombiano Nairo Quintana tras terminar sin problemas la etapa de media montaña del Tour de Francia de ayer.

El líder del Movistar entró ayer en la Estación de Les Rousses en el puesto 20, con el grupo de favoritos, a 50 segundos del vencedor de la etapa, el joven francés Lilian Calmejane.

Quintana se reservó ayer en espera de la decisiva etapa de hoy, con tres puertos de categoría especial.

"Las piernas han respondido bien. Hemos hecho una estrategia, hemos hecho llevar a los ciclistas de nuestro equipo estar adelante y hacer trabajar al equipo Sky", del británico Chris Froome, líder de la carrera.

Quintana sigue en la novena posición de la clasificación general, a 54 segundos de Froome.

"En la etapa del sábado hemos tomado ritmo. Esperamos que las piernas sigan bien. El domingo es un examen muy importante", indicó Quintana.

"Lo importante era no perder tiempo en la etapa del sábado, estar bien, encontrarme con buenas sensaciones y eso es lo que hemos hecho", añadió el ciclista colombiano.

El líder del Movistar sabe que hoy se juega mucho en sus ilusiones de convertirse en el primer colombiano en ganar el Tour de Francia.

"Dependerá también de cómo estarán los rivales. Vamos a ver qué pasa y cómo responden. Esperemos que las fuerzas estén bien", concluyó.

Esperanzas de Chaves para hoy

Por su parte, el segundo ciclista colombiano más fuerte en teoría, Esteban Chaves (Orica), que entró en el puesto 21 en la etapa, justo detrás de Nairo Quintana, también espera que la etapa de hoy le permita mejorar en la general, donde ocupa el puesto 26, a 2 minutos y 44 segundos de Froome.

Chaves es el cuarto colombiano ahora en la general, detrás de Quintana, Rigoberto Urán y Sergio Henao.

Además hay dos hombres de su equipo delante de él en la general, el británico Simon Yates (6º) y el checo Roman Kreuziger (24º).

"Este sábado fue una etapa muy rápida, nadie para, pero cumplimos con el objetivo de que llegase Simon Yates delante y que siga con la camiseta blanca de mejor joven", indicó Chaves.

"La etapa del domingo es difícil, parece que va a llover, habrás más de cuatro mil metros de desnivel. Como el lunes habrá un día de descanso, la etapa del domingo se presta para atacar y hacer cosas adelante", afirmó Chaves.

Cualquier intento se hará difícil ante un equipo tan potente como el Sky del líder Froome.

"De los nueve corredores que tiene el Sky, seis pueden estar en el Top 10 de la general. Son muy fuertes y hoy se vio. Tienen mucha superioridad, pero en la etapa del domingo u otras puede ser diferente", explicó.

"Este sábado no era mucho lo que se podía hacer. La última subida era a 12 km de la meta. Hay que hacer las cosas con inteligencia. Hoy había viento de cara, veremos mañana cómo se presenta y cómo está el Sky", añadió.

Chaves tiene claro que el Sky lo vigilará hoy.

"Creo que no me van a dejar escapar", concluyó.

Tomado de AFP