Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

dezabala
Duvan Zapata, delantero del Atalanta
Duvan Zapata, delantero del Atalanta
Imagen tomada de @Atalanta_BC

Atalanta, rival del Valencia en los octavos de final de la Liga de Campeones, perdió 2-1 este lunes en el Gewiss Stadium de Bérgamo ante el Spal de Ferrara, que llegaba a esta cita como colista de la Serie A italiana.

El equipo de Bérgamo estuvo por delante 1-0 gracias a un gol de tacón del esloveno Josip Ilicic, pero pagó su poca brillantez y fue remontado en la reanudación con dianas de Andrea Petagna y de Mattia Valoti para un Spal que escaló dos posiciones en la clasificación.

Lea también: América tiene listo a su nuevo fichaje: llega a préstamo por un año

Tras dos victorias y un empate en los últimos tres partidos, con un 1-1 en San Siro ante el entonces líder Inter de Milán, el Atalanta tropezó y se quedó quinto en la tabla, a cuatro puntos del Roma, que ocupa la última plaza válida para acceder a la próxima Liga de Campeones.

El Atalanta, que había logrado dos contundentes victorias por 5-0 en sus últimos dos partidos como local, ante Milan y Parma, salió con fuerza y se adelantó al cuarto de hora gracias a Ilicic, quien remató de tacón una perfecta asistencia de Duván Zapata.

El propio delantero colombiano pudo encarrilar definitivamente el encuentro en el 30, pero su potente derechazo fue repelido por la escuadra y allí cambió la dinámica del duelo. El Spal cogió coraje y el Atalanta perdió intensidad y convicción.

Petagna avisó al borde del descanso con un cabezazo que se estrelló contra el poste, pero la presión del Spal siguió también en la reanudación y tuvo premio con dos goles en seis minutos, entre el 54 y el 60.

Le puede interesar: Inter llegó a un acuerdo con Chelsea para la contratación de su nuevo delantero

El 1-1 lo protagonizaron dos "ex" del Atalanta: el polaco Arkadiusz Reca profundizó por la banda izquierda y ofreció a Petagna un perfecto centro raso al suelo para que este confirmara sus grandes números ante el club de su pasado. El delantero italiano ya le endosó cinco goles en cuatro partidos a su exequipo.

Y el segundo tanto lo anotó con un excelente derechazo desde la frontal del área, para adelantar a un Spal que antes de este domingo solo había ganado un partido lejos de su estadio, siendo el peor equipo de Italia como visitante.

El Atalanta presionó con todo en el tramo final, en el que ni el croata Mario Pasalic, ni Duván consiguieron romper el muro defensivo de un Spal que se aferró a la salvación. 

Fuente

EFE

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.