Cargando contenido

Se cumplen 30 años de uno de los partidos más polémicos en la historia de las Copas del Mundo.

Brasil vs Argentina, Italia 90
Brasil vs Argentina, Italia 90
AFP

"Que el Diego los gambeteó, que el 'Cani' los vacunó, que están llorando desde Italia hasta hoy...". Los argentinos no olvidan y siguen recordándole a Brasil con cánticos aquel partido que significó el pase a los cuartos de final del Mundial de Italia 90. Pero más allá de eso, este encuentro estuvo lleno de polémica por una posible trampa. Aquí les contamos la historia.

El 'todo vale', la ética en el deporte y el juego limpio se vieron señaladas en este partido. Para unos, fue un acto desleal, para otros una avivada. El caso es que corría el minuto 39 de un encuentro complicadísimo donde Brasil se cansó de atacar y poner contra las cuerdas al equipo argentino, que se salvó varias veces gracias a los palos y al arquero Sergio Goycochea.

Mire acá: ¿Cómo formó Colombia ante Yugoslavia en Italia 90?

El marcador brasileño Ricardo Rocha le cometió una falta a Pedro Troglio, que se quedó tirado en el piso. Acto seguido Raúl Madero, el doctor, y Miguel Di Lorenzo (Galíndez), masajista y utilero, entraron al terreno para asistir al jugador. Ellos, con una hielera donde tenían bebidas, se acercaron a Troglio, quien miraba lo que pasaba.

La leyenda dice que en la cubeta había dos tipos de botellas: unas tenían agua mineral para los jugadores argentinos que con sed, y las otras contenían una bebida que supuestamente llevaba somnífero para los brasileños.

El hecho es que varios futbolistas argentinos se acercaron a beber, y uno de los brasileros los miró y preguntó si podía tomar, este era el lateral izquierdo Branco. El jugador de la 'verdeamarela' bebió, según se puede observar en las cámaras, del bidón de agua verde, mientras que los de la 'albiceleste' tomaban de uno transparente.

Después contó el propio Branco que no se sintió para nada bien en el resto de ese partido, ya que estaba un poco débil y mareado. Galíndez, el utilero argentino, le contó a la prensa lo que pasó después: "Era agua y nada más, tomó Carlitos Giusti también, ¿a él que le pasó? Nada. Yo lo hablé con él. Me dijo: ‘Usted me ha envenenado’. Y yo le respondí que era mentira, que era agua, que nunca había tomado un agua más limpita que esa", aseguró.

Carlos Salvador Bilardo, técnico de Argentina en esa época y supuestamente el autor intelectual de lo ocurrido, siempre ha negado lo que pasó. "No tengo nada qué ver. No pasó nada, tenían sed, fueron y tomaron agua, chao y ya está", dijo el 'narizón'.

Sin embargo, el propio Diego Maradona recordó la historia del 'bidón de Branco' en un programa de televisión argentino, y confesó que después de eso el lateral no podía casi ni caminar.

Puede ver: Higuita o Perea: el eterno dilema por el error ante Camerún en Italia 90

El partido continúo así, sin que nadie supiera qué había pasado en realidad. Brasil siguió atacando, y Argentina se salvaba. Hasta que al minuto 80', a diez del final, Maradona se inventó una jugada de la nada desde el centro de la cancha, gambeteó a varios brasileños y cayéndose le dio un pase a Claudio Paul Caniggia, quien quedó mano a mano con el arquero Claudio Taffarel. El atacante 'gaucho' engañó al portero y quedó solo para definir y marcar el 1-0 final que sentenció la eliminatoria.

Batacazo. Argentina, siendo mucho menos en la cancha, eliminaba a una gran Brasil, que pecó al no poder definir el partido y terminó pagando su eliminación. Por otro lado, la ‘Albiceleste’ siguió viva hasta que llegó a la final del Mundial, instante donde cayó ante Alemania por 1-0.

Italia 1990 - Caniggia gol a Brasil relatado por Victor Hugo Morales
Fuente

Antena 2

Encuentre más contenidos

Fin del contenido