Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Mujeres, Boyacá Chicó
Mujeres deteniendo el bus de Boyacá Chicó.
Captura de pantalla 7N Noticias

Los jugadores de Boyacá Chicó tuvieron que esperar un momento para poder salir de la ciudad de Tunja con destino a Bogotá. Esto debido a que una empresaria bloqueó el paso del cuadro ‘ajedrezado’. 

Diana Rojas, gerente de una empresa en Tunja, indicó que Eduardo Pimentel, máximo accionista del club, le debe alrededor de 30 millones de pesos desde principios del años, reclamando que por parte del dirigente solo han recibido excusas. 

Le puede interesar: Eduardo Pimentel, dueño de Boyacá Chicó, abrió convocatoria de trabajo "únicamente para uribistas"

"Hice el contrato con Nicolás Pimentel (gerente del club e hijo del dueño) porque a él le entregué la ropa, y Eduardo Pimentel tiene que pagar", sostuvo la empresaria en una conversación con el abogado del cuadro ‘boyacense’. Sin embargo, el jurista le manifestó que “algunas prendas habían salido dañadas” a lo que Diana Rojas le refutó diciendo que era falso, ya que ellos las seguían portando. 

Posterior a la charla que tuvo con el abogado, Diana Rojas recibió otra llamada pero esta vez de Ricardo Hoyos (presidente de Boyacá Chicó) el cual le reconoció la deuda y aseguró que se la iba a pagar, teniendo en cuenta que él es el responsable y no Pimentel. 

Vea también: Selección Colombia cumplió con jornada de recuperación 

Frente a estos hechos, Eduardo Pimentel no se ha pronunciado al respecto. Sin embargo, el presidente Hoyos agendó una cita con la empresaria para el próximo martes para tratar el tema de la deuda

Mientras tanto, el plantel de Boyacá Chicó se centra en la última fecha del ‘todos contra todos’ para enfrentar al Junior en el Estadio Metropolitano de Barranquilla. 

Fuente

Antena 2

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.