Cargando contenido

La cita orbital que se disputa en Francia cumplió su segundo día de competencias.

España · Mundial Femenino
España debutó con victoria en el Mundial femenino.
AFP

España sobrevivió en una tarde de sufrimiento, remontando para ganar 3-1 a Sudáfrica, este sábado en Le Havre, en una segunda jornada del Mundial 2019 en el que Alemania ganó por la mínima (1-0) a China y Noruega se divirtió (3-0) ante Nigeria.

La Roja encontró ante Sudáfrica un hueso duro de roer. Su estrella, Thembi Kgatlana, una bala elegida mejor jugadora de África en 2018, había puesto por delante a su equipo con un excepcional disparo en el minuto 25.

Vea también: Ecuador hace historia: está en semifinales del Mundial sub 20

Con muchas ganas, pero con demasiadas prisas, a España le costó sacudirse toda la presión acumulada en las últimas semanas, con un interés mediático creciente hacia un grupo de jugadoras que aspira a volver de Francia con la etiqueta de potencia del fútbol femenino.

Finalmente Jennifer Hermoso acertó dos veces de penal (69 y 82) y Lucía García puso la puntilla (89) ante una Sudáfrica que finalizó con diez jugadoras por la expulsión de Nothando Vilakazi (81).

"Se nos han puesto las cosas muy mal desde el principio y aún así hemos sacado el partido adelante. En el descanso teníamos claro que teníamos que ir con todo", declaró Hermoso, elegida jugadora del partido, que marcó su segundo gol tras un penal concedido por el VAR, que sirvió a la árbitra chilena María Carvajal para expulsar a Vilakazi por clavar los tacos en el muslo de Lucía García.

Con su victoria, España adelanta por la diferencia de goles a Alemania en la pugna por la primera plaza del grupo B. Ambos conjuntos jugarán el 12 de junio en Valenciennes.

Le puede interesar: Los elogios de Queiroz a Edwin Cardona en la Selección Colombia: "es la luz"

Alemania, una de las favoritas al triunfo final, cumplió ante China pero estuvo lejos de deslumbrar. Hubo que esperar al minuto 66 de juego para que marcara Giulia Gwinn con un potente derechazo desde fuera del área.

"No nos sorprendió (la dificultad del partido). Sabíamos lo que nos esperaba, que China sería un rival complicado y que había que dar todo", dijo en zona mixta Gwinn, muy contenta con su gol. "Todos con la selección son importantes, pero marcar durante un Mundial es realmente fantástico y no lo olvidaré nunca".

Pese a su asfixiante presión, su impresionante calidad técnica y una innegable superioridad física, las jugadoras de Martina Voss-Tecklenburg se estrellaron contra la valiente defensa china.

Fuente

AFP

Encuentre más contenidos

Fin del contenido