Foto: Colprensa



Leones de Itagüí y Boyacá Chicó jugarán esta tarde de miércoles el segundo partido de la final del Torneo Águila,  partido de donde saldrán los dos equipos ascendidos a la máxima categoría para la próxima temporada.

En el compromiso de ida jugado la semana pasada en Tunja, el resultado fue un empate a cero goles, lo que le da al choque de hoy la incógnita de saber quién va a ser el campeón del año.

De ganar Boyacá, ambos equipos ascenderán directamente y no habrá un partido extra del perdedor, en este caso Leones con el mejor de la reclasificación, porque precisamente el cuadro antioqueño es el más regular del año en esa tabla.

Si el ganador es Leones, Dimayor dispuso que Boyacá tendrá que jugar un partido extra con el Cúcuta Deportivo, segundo en la reclasificación del año.

El cuadro boyacense mediante un comunicado ha expresado que jugará bajo protesta, debido a que ellos tendrían el mismo derecho de clasificar de manera directa por ser campeones del primer torneo, porque en el reglamento no dice que de suceder ese hecho se tendrá que jugar con el segundo en reclasificación.

En el mismo comunicado, dice Boyacá Chicó, que llevará el tema a instancias nacionales e internacionales del deporte, porque están cambiando de manera ilegal el reglamento que fue aprobado por la Asamblea General de clubes, y solo ella lo puede sustituir y no el Presidente o el Comité Ejecutivo como lo han hecho.