AFP

El colombiano empezó a atacar faltando tres kilómetros para la meta, aproximadamente. Esta es la segunda victoria de Chaves en la competencia. De esta forma, recupera el liderato de la general. El bogotano Esteban Chaves del equipo Orica, recuperó hoy la camisa roja de líder de la Vuelta a España, al ganar en solitario la sexta etapa entre Córdoba y  Sierra de Cazorla sobre 204 kilómetros, luego de haberla perdido el día anterior. La etapa de este jueves terminaba en un premio de montaña de tercera categoría, y Chaves le sacó 5 segundos de ventaja al ex líder Dumolin quien quedó a 10 segundos del colombiano. Nairo Quintana, del Movistar Team, llegó en el lote principal y ahora es noveno en la clasificación general con una desventaja con respecto al líder de 55 segundos. Mañana se correrá la séptima etapa entre Jodar y La Alpujarra sobre un trazado de 191 kilómetros con un premio de tercera categoría promediando la etapa y una llegada en premio de primera categoría. Los favoritos entraron a once segundos del ganador. No faltó ninguno en los momentos decisivos de la etapa y Chris Froome, Alejandro Valverde, Nairo Quintana y 'Purito' Rodríguez dejaron la esperada batalla para la jornada de este viernes en Las Alpujarras. Chaves encabeza la general con 10 segundos de ventaja sobre Tom Dumoulin y 33 respecto al irlandés Dan Martin. Intenso calor de salida y marcha rápida que anularon los primeros intentos de fuga. El pelotón no dio permiso hasta el kilómetro 60, cuando se despegaron seis corredores: Gautier (Europcar), Terpstra (Etixx), Durasek (Lampre), Rubiano (Colombia), Velits (BMC) y Cummings (MTN-Qhubeka). Los hombres del líder Tom Dumoulin (Giant) se encargaron de estabilizar la fuga en torno a los cuatro minutos. La escuadra alemana buscaba un doble objetivo, conservar el maillot rojo del holandés y encontrar un triunfo de etapa para Degenkolb, aún inédito en la Vuelta. A quince kilómetros de meta, con el grupo a menos de un minuto, el sexteto empezó a desintegrase con ataques a la desesperada. El británico Cummings, vencedor en la etapa de Mende en el Tour, abrió hueco en solitario, en un duelo contra la maquinaria que movían Movistar, Astana y Sky. Cummings sucumbió al acoso, coincidiendo con el ataque de Chaves a 2,5 kilómetros de meta. Un zarpazo definitivo que le condujo hasta meta, a pesar de que Dumoulin, Martin y el Giant trataron sin éxito echarle el guante al "escarabajo".