Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Estados Unidos, Mundial Femenino
Megan Rapinoe celebrando el primer gol ante Holanda en la final femenina.
AFP

Las estrellas del fútbol estadounidenses Megan Rapinoe y Alex Morgan dijeron este lunes que quedaron "impactadas" ante el rechazo de la demanda de igualdad salarial presentada por su selección y confirmaron que el equipo apelará esta decisión judicial.

Tras un año de batalla judicial, el juez federal Gary Klausner dio el viernes un varapalo a las aspiraciones de la selección al desestimar su demanda por discriminación salarial respecto al equipo masculino, fallando así a favor de la Federación de Fútbol (US Soccer).

El magistrado aceptó que sean llevados a juicio algunos de los reclamos presentados por las jugadoras respecto a diferencia de trato en áreas como viajes, alojamiento y apoyo médico, pero rechazó el pilar central del caso relativo a la igualdad de salario.

Lea tambiénOporto y Benfica retomaron los entrenamientos individuales

Este lunes, durante una entrevista con la cadena ABC, Rapinoe y Morgan expresaron su consternación por el fallo pero se comprometieron a seguir dando la batalla en los juzgados.

"Nos quedamos simplemente impactadas", dijo Morgan. "Creo que para ambas partes (la decisión) fue muy inesperada. Definitivamente apelaremos y seguiremos adelante".

"Si alguien sabe algo sobre el corazón de este equipo, (es que) somos luchadoras y seguiremos luchando juntas por esto", recalcó la delantera de la selección, vigente campeona del mundo.

En los argumentos de su fallo, Klausner dijo que el caso no estaba justificado porque existían pruebas de que las jugadoras habían rechazado una oferta en las negociaciones del CBA (convenio colectivo de trabajo) para ser remuneradas igual que el equipo masculino.

Rapinoe, actual Balón de Oro femenino, negó rotundamente que existiera ese ofrecimiento.

"El contrato de los hombres nunca se nos fue ofrecido y ciertamente no la misma cantidad de dinero", declaró. 

Le puede interesarEvra recibió amenazas de muerte tras episodio de racismo con Luis Suárez

Rapinoe consideró engañoso otro de los argumentos del juez que señalaba que las jugadores habían ganado más dinero que los jugadores durante el periodo que abarca la demanda.

Entre 2015 y 2019, el equipo femenino jugó 111 partidos y obtuvo 24,4 millones de dólares. La selección masculina, por su parte, disputó 87 partidos y obtuvo 18,5 millones, una cifra que hubiera sido sustancialmente superior si el equipo hubiera clasificado para la Copa del Mundo de 2018.

"Si hubiéramos estado bajo el contrato de los hombres, hubiéramos ganado tres veces más", dijo Rapinoe. 

 

"En ese periodo en el que obtuvimos un poco más, nosotras hemos ganado dos Copas del Mundo y prácticamente todos los partidos que hemos disputado (...)  La tasa de sueldo es tan diferente, es tan frustrante", lamentó.

El equipo femenino de Estados Unidos, campeón de los Mundiales de 2015 y 2019, reclamaba en su demanda el cobro retroactivo de 66 millones de dólares en virtud de la Ley de Igualdad de Salario.

Fuente

AFP

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.