Cargando contenido

La futbolista de la selección Colombia femenina asegura que hay mucho miedo de hablar entre las deportistas, porque no las convocan a jugar.

Isabella Eheverry, jugadora de la selección Colombia femenina
Isabella Eheverry, jugadora de la selección Colombia femenina.
Cortesía: Twitter @@Isaeche11

Isabella Echeverri, jugadora de fútbol profesional femenino e integrante de la Selección Colombia, amplió en RCN Radio sus denuncias y quejas expresadas en los últimos días a través de redes sociales, junto a su compañera Mellisa Ortiz, sobre desatención, aparente discriminación y falta de respeto con las deportistas que se han puesto la camiseta del combinado nacional.

Aseguró que aunque las observaciones que tienen son generalizadas entre las jugadoras de la selección femenina, no las habían hecho públicas por la falta de comunicación con la Federación Colombiana de Fútbol y por el temor a retaliaciones si las expresaban.

“La comunicación con la Federación es prácticamente nula (…) Nos sentíamos con mucho miedo de retaliaciones que puedan llegar por hablar. Y por eso muchas de las jugadoras no hablan. Tienen miedo a no ser llamadas a la Selección o a no ser contratadas por un equipo en Colombia”, dijo Isabella en RCN Radio.

En contextoDos jugadores hacen denuncias sobre la Federación Colombiana de Fútbol

Explicó que junto a Mellisa decidieron lanzar el video y la campaña en redes sociales, con el ánimo de crear una transparencia y un mejor futuro para las generaciones que vienen a través de la honestidad.

Audio

Isabella Echeverri, jugadora de la selección Colombia femenina

0:27 5:25

“Muchas veces salían las noticias pero nunca había una cara específica, de jugador de selección hablando de lo que está pasando adentro”, indicó.

La jugadora Isabella Echeverri enfatizó: "No pedimos igualdad respecto al fútbol masculino, porque faltan muchísimos años para eso. Exigimos más respeto hacia la mujer futbolista y las condiciones que nos dan (…) Más que una denuncia es un llamado de atención sobre las cosas que pasan dentro de la Selección”.

Las quejas

Contó, por ejemplo, que después de los Juegos Olímpicos de Londres de 2012 las jugadoras se quedaron más de 700 días sin un entrenamiento oficial, por más de dos años. Igual situación –dijo- les pasó después de los Juegos olímpicos de Río, cuando tardaron más de 400 días sin entrenar oficialmente.

Incluso, denunció que alguna vez tuvo que pagar por vuelos internacionales para ir a concentraciones oficiales de la selección colombiana de fútbol y que le querían vender la camiseta por 100 dólares.

“Yo no digo que la Federación fue la que me hizo pagar. El técnico me comunica que si yo quiero ir tengo que pagar mi tiquete. Y pues con la ilusión y las ganas de uno ponerse la camiseta de la selección Colombia te imaginarás lo que uno llega a hacer por eso”, relató.

De interésLa historia de Duvian Quintero, el aficionado que alcanzó a Froome en bicicleta

Agregó que no tienen una línea muy clara si bien es el entrenador o la Federación, al tiempo que pidió más respeto en temas de comunicación con los dirigentes parta poder expresar sus inquietudes.

“La última vez que yo estuve en Federación nos dieron los mismos uniformes por más de un año; las medidas estaban rotas, seguíamos jugando con los mismos uniformes”, aseguró.

Contó además que aunque a las selecciones menores les “cortan los viáticos” a ellas, siendo de una selección mayor, también se los recortan.

“Hoy en día no se sabe qué va a pasar con la Liga femenina este año. Ahora dicen que solo va a durar dos meses y que va a ser una pre-Libertadores; ni siquiera va a ser nada profesional (…) No hay claridad, no hay comunicación, no hay nada de reportes de la Federación hacia el público o hacia nosotras las jugadoras”, puntualizó.

Fuente

RCN Radio

Encuentre más contenidos

Fin del contenido