El expresidente de la Federación Internacional de Atletismo (IAAF) Lamine Diack fue procesado en Francia por corrupción, al haber presuntamente aceptado dinero de la Federación rusa por ocultar positivos de dopaje, según indica hoy la televisión "iTélé". El juez anticorrupción francés Renaud van Ruymbeke registró ayer la sede de la IAAF en Mónaco e imputó al senegalés Diack, de 82 años, y a su consejero jurídico Habib Cissé, tras lo cual les dejó libres bajo control judicial, agregó. Diack está imputado por corrupción y blanqueo agravado, añadió el medio. Son los dos primeros imputados en una red, que según "iTélé", afectará a más personas en el marco de una investigación sobre la ocultación de positivos de atletas rusos. La Fiscalía financiera abrió una investigación por corrupción en este caso, en el que una tercera persona, el que fuera responsable de la lucha antidopaje en la IAAF, también fue interrogada. Van Ruymbeke interrogó también, como testigo, al actual presidente de la IAAF, Sebastian Coe, agregó "iTélé". No es la primera investigación turbia a la que se enfrenta Diack tras su salida este mismo año de la IAAF, al término de 16 años de mandato. El senegalés, que también es miembro del Comité Olímpico Internacional (COI), vio como su hijo debía abandonar la IAAF, donde se ocupaba de la mercadotecnia, tras haber sido implicado en un caso de corrupción similar. Algo similar sucedió con el que fuera tesorero de la IAAF, el ruso Valentin Balakhnichev. Por EFE