Cargando contenido

Foto: AFP



Con Iker Casillas en el banquillo, el Oporto firmó este miércoles su pase a octavos de la Liga de Campeones como segundo de grupo con una goleada (5-2) sobre el Mónaco, que cerró un decepcionante paso por Europa y está fuera de las competiciones continentales.

El camerunés Aboubakar lanzó a los "dragones" con dos goles y una asistencia sólo en la primera parte de un partido en el que los franceses no llegaron a representar una amenaza real a las aspiraciones del Oporto.

https://twitter.com/AS_Monaco/status/938522394939088896

El argelino Brahimi y los brasileños Alex Telles y Soares marcaron los otros goles portugueses, que permitieron la victoria frente a los tantos de Glik (de penalti) y del colombiano Radamel Falcao, que vivió un regreso agridulce al equipo que le lanzó al fútbol europeo.

El Oporto era el único que se jugaba algo en el encuentro, ya que no tenía asegurado su pase a octavos, mientras que el Mónaco ni siquiera aspiraba a la Liga Europa.

En desventaja, el Mónaco intentó sorprender a los blanquiazules con un tiro desde el medio campo de Glik, que aprovechó que José Sá estaba adelantado, y el balón pasó rozando el larguero.

Aun así, los portugueses, con un pie en octavos, mantuvieron el control del juego con posesión de balón, con el mexicano Héctor Herrera cubriendo gran parte del mediocampo, y volvieron a batir la portería de Benaglio.

https://twitter.com/AS_Monaco/status/938518683940466689

Ya en la segunda parte, los franceses consiguieron recortar distancias gracias a un penalti muy discutido, después de que el balón rebotase en un rival y golpease al español Iván Marcano junto a la axila.

Pero el marcador volvió a cambiar enseguida con una buena acción de Telles cuatro minutos después, cuando recibió en la izquierda una pelota y, desde fuera del área, la envió con potencia al fondo de las redes.

Con la goleada, el Oporto pasa a octavos como segundo del grupo G, por detrás del Besiktas turco, mientras que el Leipzig alemán consiguió el pase a la Liga Europa.


Tomado de EFE