Cargando contenido

Aunque desde lo personal su relación con Sara Uribe parece finalizada, el futbolista afirma estar "realmente enamorado" en este momento.

Fredy Guarín
Fredy Guarín, volante colombiano en Brasil.
Vasco Da Gama

Tras regresar del fútbol asiático y luego de ganarse a la afición de Vasco Da Gama, Fredy Guarín luce completamente acomodado al fútbol de Brasil y así lo demuestra con su rendimiento dentro de la cancha y cada vez que tiene la posibilidad de hablar de lo que está viviendo en este momento, tal como sucedió en una charla en 'Vasco TV' que realizó junto a un compañero, para los aficionados al club.

Lea también: Mindeporte dispone préstamo para deportistas afectadas por coronavirus

"Estuve en China cuatro años. Necesitaba pasión, una multitud. Para volver a sentir lo que sentí hace mucho tiempo en el fútbol. Cuando llegué aquí, inmediatamente sentí lo que necesitaba. El cariño de los aficionados. El cariño de cada una de las personas con las que trabajo a diario. Solo vi todo y el trato que la gente me dio. Y estás recibiendo afecto. Tengo lo que necesitaba. Esta familia me está dando lo que necesitaba", aseguró el futbolista de quien se especuló que podía llegar a Millonarios para el inicio de 2020.

Y, aunque desde lo personal su relación con Sara Uribe parece finalizada y se ha hablado mucho de él en los últimos días, afirma estar "realmente enamorado" del equipo: "Estoy realmente enamorado. Desde el primer día que llegué. Extraño a muchos fanáticos con el calor, que siempre están presentes en los momentos difíciles y también en los menos difíciles. Una multitud que ama a su equipo. Desde que llegué sentí ese sentimiento. Aquí todavía lo estoy disfrutando mucho". 

Respecto a la situación actual que está viviendo, Guarín afirmó: "No miro televisión. Para ver esas cosas siempre malas, muerte aquí, muerte allá, pobreza, hambre... Decidí no mirar televisión por eso. Pero siempre pidiéndole a Dios que ayude a todas estas personas, que ayude a nuestra familia y amigos".

Le puede interesar: Óscar Córdoba choca con periodista por un "el peor arquero del Mundial"

Para concluir, aseguró que quiere regresar a jugar cuanto antes y poder jugar al lado de Talles Magno, con quien realizó la grabación. Además, reafirmó haber sentido amor a primera vista, por lo que ya se tatuó el escudo de la institución. "Realmente me sorprendió. Es como el amor a primera vista, porque el año pasado jugué poco, era poco tiempo. Solo fueron dos meses y medio. Desde el día que llegué, recuerdo que estaban en el hotel y todo el trato que me dieron. Estoy sorprendido por la bienvenida". 

Guarín estuvo cerca de salir del club por falta de pago, pero el entrenador determinó que era clave dejarlo y al final la situación pudo ser arreglada.

Fuente

Antena 2

Encuentre más contenidos

Fin del contenido