Cargando contenido

Rozo aseguró que durante dos años estuvo anulada en su profesión.

Carolina Rozo, exfisioterapeuta de la Selección Colombia Sub-17 femenina, y el técnico Didier Luna
Carolina Rozo, exfisioterapeuta de la Selección Colombia Sub-17 femenina, y el técnico Didier Luna
Fotos de Noticias RCN y Colprensa, respectivamente

La fisioterapeuta Carolina Rozo se refirió en entrevista con RCN Radio a la condena que finalmente le dieron al exentrenador Didier Luna, tras su denuncia por acoso sexual cuando ella trabajaba en la selección Colombia Femenina sub-17.

Carolina explicó los alcances del acuerdo al cual se llegó para que finalmente fuera condena contra Didier Luna por injuria y no por acoso sexual. Rozo dijo que sin este acuerdo posiblemente la condena no hubiera sido posible, esto ante lo vacíos que hay en las justicia colombiana para estos casos.

Le puede interesarRoberto 'Manos de Piedra' Durán salió del hospital tras recuperarse del coronavirus

“En el momento es que se decide hacer este preacuerdo hay una serie de sucesos que me llevan a hacerlo, mucha gente quedó inconforme con esto pero el caso siempre se manejó por acoso sexual y lo bueno es que el señor declaró de su propia voz que él sí fue culpable de lo que me hizo”, dijo Rozo.

Carolina igualmente aseguró que para ella lo más importante era lograr evidenciar los hechos y evitar que esto le volviera a ocurrir a una mujer del mundo del fútbol. Para ella, esto es un condena simbólica ante tantos casos que han quedado en el olvido.

Audio

[AUDIO] Fisioterapeuta Carolina Rozo, sobre condena a exentrenador Didier Luna.

0:27 5:25

“La condena para mí la interpreto como simbólica, porque no podíamos hacer más de lo que yo quisiera. Y no por la falta de testigos, sino para dejar reseñado al señor, era lograr una condena por acosos sexuales, que hay una cantidad de mujeres que están en el olvido”, explicó.

Carolina también contó detalles sobre los testigos que se presentaron en el caso y aseguro que el testigo ‘estrella’ de Didier Luna fue el directivo de la Difútbol, Álvaro González Alzate.

“El señor Luna, cuando ya empezamos las audiencias y se destapan los testigos, él ya se vio muy débil. Yo comencé a buscar y se acercaron a muchas personas que tenían antecedentes con este señor desde 2001. Sus testigos eran dos mamás y dos jugadoras, pero las mías eran menores de edad afectadas y su testigo estrella fue Álvaro González Alzate”, dijo la fisioterapeuta.

Lea tambiénXavi le habría dado el "sí" al Barcelona para la próxima temporada

De lo que dejó este caso para ella y su profesión,  Carolina confirmó que estuvo casi dos años sin trabajo. Según ella, fue anulada de trabajar en el deporte y ahora después de mucho por superar logró vincularse a Acolfutpro que es la asociación de futbolistas de nuestro país.

“Profesionalmente fui anulada; yo duré dos años sin trabajo y pues también el tema de llevar el caso significó mucho tiempo de dedicación. Tenía algunos trabajos de la parte clínica, pero nada estable, pero hay que decir que mi condición de salud no me lo permitía”, dijo Rozo.

Finalmente, a la pregunta de si valió la pena pasar por este proceso, Carolina Rozo aseguró que este proceso dejó muchas afectaciones para ella pero que lo más importante fue lograr evidenciar lo que estaba pasando y evitar que más mujeres sufrieran con este hecho.

“Para mí sí fue algo que me quitó mucho tiempo, me afectó mi salud pero si valió la pena, para mí es una victoria haber logrado esta condena; el equipo de trabajo fue muy comprometido y pues se logro hacer lo que más se pudo, era esto o permitir que este señor siguiera dañando mujeres”, finalizó Rozo.

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido