Cargando contenido

El delantero no tenía la mejor de las relaciones con varios jugadores del verde.

Dayro Moreno
Dayro Moreno fue despedido de Atlético Nacional por "justa causa".
Colprensa

Dayro Moreno se fue y comenzaron a conocerse detalles de su relación con varios compañeros en Atlético Nacional, equipo que despidió por justa causa al delantero, de 33 años, tras protagonizar un bochornoso incidente con Jeison Lucumí. 

La dirigencia del cuadro verdolaga no le dio largas a su vínculo laboral con el futbolista en medio del revuelo que causó su actuación en el compromiso frente al Deportivo Cali, en el que quedó en evidencia su mala relación con parte de la plantilla. 

Lea también: Presidente de Atlético Nacional aclaró el despido de Dayro Moreno

Y es que Dayro Moreno se estaba convirtiendo en una pieza disociadora en el seno del camerino por cuenta de sus alegatos y la forma cómo le reclamaba a sus compañeros. Así, por lo menos, lo dio a conocer el periodista Francisco Vélez de la Banda Deportiva de RCN, indicando que dos futbolistas se encontraban cerca de pedir su salida del equipo frente a las presiones constantes del atacante. 

Se trata de Carlos Rivas y Yerson Candelo, quienes llegaron a la escuadra paisa en junio pasado, pero que no sostenían un vínculo armonioso con Dayro Moreno.

Pidieron salir de Atlético Nacional porque Dayro Moreno los maltrataba y los insultaba. Él tiene un compinche que no ha dado papaya”, dijo ‘Pacho’ Vélez a través del programa Fox Radio Colombia, en el que dio detalles del comportamiento del ariete. 

Cabe indicar que Dayro Moreno ya había tenido varios hechos de indisciplina que habían puesto sobre la mesa su relación con los demás jugadores de Nacional. 

Le puede interesar: Periódico The Sun, impresionado con la pelea de Dayro Moreno y Lucumí

Prueba de esto fue la discusión que tuvo en pleno partido con el argentino Gonzalo Castellani, quien le reclamó al ariete en un partido ante Junior por Copa Águila; este, por su parte, le respondió airadamente, en una acción donde por poco se van a los golpes. 

En su momento el técnico Hernán Darío Herrera le restó importancia a lo sucedido. "Yo también tuve peleas dentro del terreno de juego, salíamos acalorados, pero llegábamos al camerino y no pasaba nada más, eso es normal en todo lado”, declaró el estratega. 

Fuente

Antena 2

Encuentre más contenidos

Fin del contenido