Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Presidente Iván Duque, entregando balance sobre la emergencia por el coronavirus.
Cortesía: Presidencia

La pandemia del coronavirus ha golpeado fuertemente el desarrollo normal del país en materia social y económica por las medidas de prevención que se imponen para evitar la propagación de la enfermedad. Los grandes damnificados ahora y probablemente varios meses después, son los eventos públicos y reuniones.

Bajo ese parámetro, el campeonato de fútbol colombiano se suspendió a la altura de la octava jornada antes del fin de semana del 15 de marzo y en Dimayor se desata una fuerte crisis económica por la ausencia de espectáculo, pero es una medida estricta para evitar la propagación del coronavirus.

Lea también: Falcao recibe nueva y jugosa oferta para dejar el Galatasaray

En declaraciones que dio Iván Duque desde la Casa de Nariño, entregó malas noticias para el balompié colombiano: “No habrá fútbol después del 27 de abril. Esta pandemia podría durar entre seis meses y un año… No habrá reuniones de 50 personas”, enfatizó el Presidente de la República.

Cabe señalar que el fútbol no es el único afectado, sino también otros eventos públicos y la economía que mueve a los bares, discotecas y grandes restaurantes en el país; así como el turismo y el transporte. Sin embargo, con estas medidas el gobierno nacional espera la menor expansión del coronavirus en el país.

De interés: Fichajes de más de 100 millones de euros serán un viejo recuerdo tras Covid-19

A pesar de la medida que ratificó Iván Duque sobre el fútbol profesional colombiano y su realización, en Dimayor se estudian varias alternativas para poder terminar, al menos, este primer semestre del rentado. Los directivos se han puesto en la tarea y hay una extraña propuesta sobre la mesa que podría funcionar.

Confiando en una mejora sanitaria en el país, el campeonato se podría terminar tal y como está establecido, pero jugando los partidos cada tres días y solo en algunas ciudades donde los equipos estarían en estricta concentración y obviamente con las debidas autorizaciones gubernamentales y los resultados de las pruebas de Covid-19 realizadas a todos los actores del FPC.

Los partidos se realizarían sin público, con acceso restringido a la prensa y con fecha posible entre finales de mayo y mediados de junio. Esto, con aras de continuar con la recaudación de los derechos de Televisión y algunos patrocinadores y mitigar el impacto económico que podría llevar a la quiebra a varios clubes de la primera y segunda división.

Fuente

Antena 2

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.