Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Edison Cavani 2020
Edison Cavani 2020.
AFP

La Federación Inglesa de Fútbol (FA) acusó formalmente, este jueves, al delantero uruguayo Edinson Cavani de haber utilizado un término racista en un mensaje en las redes sociales, rápidamente borrado, lo que le hace correr el riesgo de una suspensión de tres partidos al menos.

Lea también: Queiroz se despachó, habló de la pelea en el vestuario, James y detalles de su salida de la Selección

Cavani había respondido "gracias negrito" al comentario de un amigo debajo de una foto que había publicado en Instagram, tras la victoria por 3-2 contra Southampton, en la que marcó un doblete.

El mensaje fue rápidamente borrado y el jugador, apoyado por su club, había asegurado que era un término afectuoso y que no tenía connotación peyorativa.

"El mensaje que colgué tras el partido del domingo tenía una intención de afectuoso saludo a un amigo, agradeciéndole sus felicitaciones tras un partido. Lo último que quería hacer era ofender a alguien", dijo Cavani en un comunicado.

En la misma explicación el jugador se disculpó por la palabra empleada en su mensaje, pero aseguró que en ningún momento quiso entregar un mensaje peyorativo o insultar a alguien y que por eso decidió eliminarlo.  

"Estoy completamente en contra del racismo y borré el mensaje tan pronto como se explicó que podría ser interpretado de forma diferente. Querría sinceramente excusarme por ello", añadió.

Pero la Federación Inglesa anunció que se mantenía la acusación de haber infringido un reglamento que prohíbe todo "comportamiento inapropiado" en las redes sociales, con la circunstancia agravante de que hacía "referencia al color y/o la raza y/o el origen étnico de otra persona".

El jugador tiene hasta el 4 de enero para presentar su defensa a la federación.

La temporada pasada, Bernardo Silva (Manchester City) y Dele Alli (Tottenham) fueron suspendidos un partido tras haber ignorado las consignas de la Federación. Pero las sanciones fueron endurecidas al inicio de la temporada para prever una suspensión mínima de tres partidos.

En 2011, otro delantero uruguayo, Luis Suárez, entonces en Liverpool, había sido suspendido ocho partidos por haber utilizado el término "negro" para dirigirse al francés Patrice Evra, en un partido contra Manchester United.

Lea también: "Nos quisieron descaradamente debilitar": Viera tras la derrota de Junior

La comisión disciplinaria independiente había juzgado que, aunque Luis Suárez no era racista, sus palabras constituían un insulto de carácter racista.

En Inglaterra las sanciones se han endurecido en temas como el racismo y la xenofobia por eso no dejan pasar ningún aspecto que pueda llegar a ser inapropiado contra alguna persona por parte de un jugador de fútbol.

Fuente

Sistema Integrado de Información con AFP

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.