Cargando contenido

Palestino de Chile superó al equipo del colombiano.

Dayro Moreno, delantero colombiano en Talleres de Córdoba
Dayro Moreno, delantero colombiano en Talleres de Córdoba.
AFP

El Palestino chileno hizo el milagro este miércoles al vencer por 2-1 a Talleres argentino y en el grupo A de la Copa Libertadores deberá enfrentar el próximo miércoles al Internacional de Porto Alegre. 
 
Los goles para el local, que arrancó desde abajo en el marcador, fueron anotados por Luis Jiménez y Cristóbal Jorquera. La diana para la visita corrió por cuenta del colombiano Dayro Moreno.

En la fase de grupos, le esperan el campeón de la Copa Libertadores de 2018, el River Plate argentino, el Alianza Lima peruano y el Internacional brasileño con el que disputará su primer partido en calidad de local. 

Lea también: Estos son los cinco equipos más costosos del fútbol colombiano

Palestino ingresó a la cancha con hambre e intensidad, más enchufado que Talleres, sabiendo que debía ganar o al menos igualar frente a su rival para pasar a la fase de grupos después del valioso empate 2-2 conseguido en Córdoba. 
 
Por momentos los jugadores del equipo visitante presenciaron impasibles los arrebatos 'árabes', pero poco a poco los pupilos de Pablo Vojvoda comenzaron a ganar el campo rival con veloces arremetidas. 

En el segundo tiempo Palestino entró con todo, con Luis Jiménez y Roberto Gutiérrez intentando empujar a sus compañeros con el fin de desbaratar la zaga de Talleres. 
 
El tesón del equipo dueño de casa, casi se vio frustrado a los 62 minutos cuando el meta Ignacio González no atrapó el pelotazo de Andrés Cubas, el balón quedó en el área chica y Sebastián Palacios lo mando fuera. Se lo perdió la visita. 

Lea también: Duvier Riascos ya tiene nuevo equipo, jugará Copa Libertadores
 
Pero no todo estaba dicho, vino una arremetida de Palestino, Gutiérrez recibió la pelota de Carlos Farías y en plena área realizó un pase milimétrico que Jiménez aprovechó para lograr el ansiado gol de la igualdad a los 70 minutos sin que el guardameta Guido Herrera pudiera hacer nada. 
 
Sin embargo, el equipo de casa quería más y el recién ingresado Cristóbal Jorquera recibió en el área rival, tras un taco de Gutiérrez, y metió un zurdazo rasante que batió al meta Herrera y puso el 2-1 final.

Fuente

EFE

Encuentre más contenidos

Fin del contenido