Cargando contenido

Con cinco partidos por jugar y 87 puntos, el City está a solo ocho unidades para batir los 95 que logró el Chelsea en 2004-2005

Manchester City
Bernardo Silva anotó el único gol del compromiso.
AFP

El Manchester City se proclamó campeón inglés por quinta vez en su historia tras la derrota del Manchester United (2º) ante el colista West Bromwich (1-0), este domingo en la  jornada 34 de la Premier League.

Los Citizens, que el sábado ganaron 3-1 en su visita al Tottenham (4º), conquistaron de esta forma su tercer título en los últimos seis años, tras los logrados en 2012 y 2014. Además logró el trofeo en 1937 y 1968.

Los Red Devils tienen todavía cuatro partidos por disputar, pero no pueden recuperar los 16 puntos de ventaja que tiene el City en la clasificación esta temporada.

El equipo dirigido por el español Pep Guardiola, que este domingo tenía previsto un partido de golf con su hijo a la misma hora que el partido en Old Trafford, ya conquistó en febrero la Copa de la Liga. Con su trofeo de este domingo iguala el récord de título más rápido del Manchester United en 2001.

Varios récords por batir 

Con cinco partidos por jugar y 87 puntos en el contador, el City está a solo ocho unidades para batir los 95 que logró el Chelsea en el curso 2004-2005. Con 28 victorias, también está en condiciones de superar los 30 triunfos de los Blues la pasada temporada.

El equipo de Londres ostenta también el récord de goles -103 en el curso 2009-2010- , pero corre peligro porque el City suma 93.

Convertido por sus números y su espectacular juego ofensivo en uno de los equipos referencia que ha ganado la Premier League, al City le queda la espina de la Liga de Campeones, tras haber sido eliminado esta semana ante el Liverpool en cuartos, con dos derrotas (3-0 y 2-1).

Este domingo en Old Trafford, un gol de Jay Rodriguez en el 73 enmudeció Old Trafford y llevó el trofeo al Etihad Stadium, que dentro de una semana ante el Swansea homenajeará a los suyos.

Si la semana pasada el United protagonizó una espectacular remontada cuando perdía 2-0 en el feudo del City para ganar 3-2 y evitar que celebrara el título en el derbi de la ciudad, en esta ocasión los jugadores dirigidos por Jose Mourinho fueron incapaces de encontrar el camino del gol ante el colista, que dio un paso importante para lograr el 'milagro' de la salvación.

Fuente

Tomado de AFP

Encuentre más contenidos

Fin del contenido