Cargando contenido

A través de una carta, manifestó haber vivido "sensaciones ambiguas" durante el año como técnico del Xeneize.

Gustavo Alfaro, técnico argentino
Gustavo Alfaro, tomó el lugar que dejó Guillermo Barros Schelotto.
Foto: AFP

Gustavo Alfaro se despidió este lunes de Boca Juniors, porque su contrato no será renovado por los nuevos directivos, con una carta en la que aseguró haber vivido "sensaciones ambiguas" durante su año como entrenador del Xeneize

En la misiva que envió a los medios locales, el técnico, que asumió en enero, agradeció a los empleados del club, a los directivos, al director deportivo, Nicolás Burdisso, y a los jugadores por "su compromiso", su "dedicación" y por "sus ganas permanentes de superarse".

Lea también: Edinson Cavani tendría un acuerdo con Atlético de Madrid para dejar PSG

"No es sencillo para mí escribir esta carta, de despedida, luego de un año vertiginoso, que pasó rápido y me deja sensaciones ambiguas", sostuvo Alfaro. 

"Por un lado la sensación de habernos quedado a mitad de camino en un proceso, y por el otro la gratitud inmensa de haber podido trabajar en un club único y diferente", se explayó.   

Con Alfaro en el banquillo, Boca Juniors se consagró campeón de la Supercopa Argentina de 2018 al superar por penaltis a Rosario Central y fue subcampeón de la Copa de la Superliga Argentina al caer en la final ante Tigre, que había descendido a la Segunda División. 

En agosto, Almagro, también de la Segunda División, le ganó en los dieciseisavos de final de la Copa Argentina.
Además, River Plate lo eliminó en las semifinales de la Copa Libertadores. 

Le puede interesar: "Él ama a América, llegaremos a un acuerdo": Tulio Gómez sobre la llegada de Adrián Ramos

"Me llevo muchas imágenes y muchas sensaciones, algunas de dolor por no poder haberle dado al hincha la séptima (Libertadores)", sostuvo Alfaro.   

En la Superliga Argentina, Boca Juniors es segundo con 29 puntos, a uno del líder, Argentinos Juniors, a siete jornadas del final del torneo. 

Para el entrenador, no hay "dudas" de que los jugadores se consagrarán campeones del torneo doméstico. 

"A cada sector del país que uno recorra, en cada latitud del mundo que uno se encuentre, siempre habrá un hincha de Boca al que no le importe las horas de vigilia por una foto o un autógrafo de sus ídolos. Eso es Boca. Pasión", aseguró.

El máximo candidato a reemplazar a Alfaro es Miguel Ángel Russo, que ya dirigió al Xeneize en 2007 y ganó la Copa Libertadores de ese año. 

Fuente

EFE

Encuentre más contenidos

Fin del contenido