Pese a la derrota, el Bayern sigue teniendo una amplia ventaja y su camino hacia una sexta Bundesliga consecutiva está más que lista.

James Rodríguez
foto tomada de la cuenta en twitter @@FCBayern

El Bayern de Múnich, que había llegado al fin de semana con la posibilidad de proclamarse campeón de manera matemática, perdió finalmente 2-1 en el campo del RB Leipzig, este domingo en el cierre de la jornada 27 de la Bundesliga.

Es la segunda derrota que sufre el gigante bávaro desde la llegada a principios de octubre de Jupp Heynckes, que ha ganado 25 de los 28 partidos disputados desde entonces, teniendo en cuenta todas las competiciones. El otro revés había llegado en noviembre en Mönchengladbach, también por 2-1 en un partido de la liga alemana.

La posibilidad de que el Bayern fuera campeón matemáticamente este domingo se había evaporado ya antes de este partido en Leipzig, ya que necesitaba para ello no sólo vencer sino que Schalke 04 (2º) y Borussia Dortmund (3º) no lo hicieran y sí lo habían conseguido, por 1 a 0 en sus respectivos encuentros, el sábado en Wolfsburgo y el domingo ante el Hanóver.

Pese a la derrota de este domingo, el Bayern sigue teniendo una amplísima ventaja y su camino hacia una sexta Bundesliga consecutiva está más que encarrilado.

La ventaja de los muniqueses en cabeza se reduce ahora a 17 puntos sobre el Schalke 04 y 18 por encima del Borussia Dortmund, cuando quedan por disputarse siete jornadas (21 puntos en juego).

El título matemático del Bayern podría llegar el próximo sábado en la 28ª jornada, para lo que necesita vencer al Borussia Dortmund en el Allianz Arena y que el Schalke 04 no haya vencido poco antes en casa al Friburgo.

En el encuentro de este domingo en Leipzig, Sandro Wagner había adelantado al Bayern en el minuto 12, con un remate de cabeza en el área a centro del colombiano James Rodríguez.

El guineano Naby Keita había igualado en el 37 en un barullo en el área, en el que un primer disparo suyo fue repelido por el arquero pero el rechace fue para él, que a la segunda no perdonó.

El tanto de la victoria del Leipzig llegó en el 56, en un contragolpe lanzado por Keita, que pasó a Timo Werner, que arrancó desde fuera del área, entró en la misma y terminó batiendo al arquero rival por bajo.

El Leipzig se venga ahora del Bayern, que le había eliminado en octubre en los dieciseisavos de final de la Copa de Alemania, y se mantiene en la pelea por los puestos de Liga de Campeones, de los que está a dos puntos.
 

Fuente

Encuentre más contenidos

Fin del contenido