Cargando contenido

El equipo blanco, pese a la derrota, logró el pase a las semifinales.

Real Madrid
AFP

Estas fueron las claves del duelo Real Madrid-Juventus (1-3) en el que el equipo blanco, pese a la derrota, logró el pase a las semifinales de la Liga de Campeones por octavo año consecutivo.

1. La presión psicológica tras la debacle del Barcelona

No se cumplía el minuto 2 del partido y todo el guión preparado por Zinedine Zidane se desplomó con un tempranero tanto del Juventus. Lo ocurrido el día anterior en el Olímpico de Roma, con la remontada del equipo italiano y la eliminación de un grande como el Barcelona, jugó un factor decisivo en el factor psicológico de los jugadores madridistas. La presión aumentó y aparecieron los miedos a protagonizar una eliminación histórica. En el rival, el Juventus, fue todo lo contrario. Sirvió para creer que nada es imposible y que tenía opciones de remontar una desventaja de 0-3 por primera vez en la historia de la Liga de Campeones.

2. Una defensa superada y nerviosa

La zaga madridista era de circunstancias por las bajas de Sergio Ramos y Nacho Fernández. El Real Madrid echo más en falta que nunca el liderazgo de su capitán para levantar a sus compañeros en los momentos de duda. Su papel estuvo lejos de poder interpretarlo Raphael Varane, que bastante tuvo con preocuparse de sí mismo y de las dificultades de un nervioso Jesús Vallejo en su debut en Liga de Campeones. Marcelo descuidó siempre su espalda y fue un coladero ante Douglas Costa, mientras que Dani Carvajal lo que aportó en garra lo perdió superado por alto en el segundo tanto por Mandzukic. Desde el inicio, la defensa blanca transmitió al resto del equipo y a todo el estadio una sensación de nerviosismo que supo explotar el Juventus.

3. La mala noche de Keylor Navas

Si a la conclusión del partido había un jugador sin ganas de celebrar el pase a semifinales, ese fue Keylor Navas. El costarricense sentía una losa de responsabilidad tras no firmar un buen partido. No acertó en el primer remate nada más nacer el duelo, reaccionó tarde en el segundo gol y no llegó al testarazo de Mandzukic, y se le escapó el balón tras un centro lateral sencillo que provocó el tercer gol del Juventus y que la eliminatoria se igualase. Su buena temporada con el Real Madrid habría quedado enterrada si el equipo blanco hubiese sido eliminado tras su error. Los continuos rumores sobre un nuevo portero para el Real Madrid habrían crecido en meses de final de competición sin nada en juego. Sintió la presión de un portero madridista.

4. Admitir el error y cambiar con rapidez

No acertó en su planteamiento inicial Zinedine Zidane y no le costó corregirse a sí mismo en el descanso. Su planteamiento sin jugadores en banda en el centro del campo que ayudasen defensivamente a los extremos y la presencia de Gareth Bale en ataque fueron sus errores. No esperó como hizo Ernesto Valverde con el Barcelona en Roma. Tras el descanso salieron Marco Asensio y Lucas Vázquez. Fue un movimiento que devolvió el equilibrio defensivo a su equipo y el Juventus dejó de llegar con peligro. Su tercer tanto fue por un error individual y el Real Madrid tuvo más posesión, pero poca pegada. Cristiano Ronaldo era el único punta y le faltó un 9 que desgastase a los centrales duros del Juventus para dar algo de libertad al portugués para buscar remates.

5. El penalti a Lucas y salvador Cristiano Ronaldo

El ambiente del Santiago Bernabéu, el impulso que dio el aficionado madridista cuando vio a su equipo al borde de la eliminación y el orgullo de los jugadores provocaron la reacción del Real Madrid cuando vio la eliminatoria igualada. Se volcó en busca del gol, con pocas ocasiones claras pero muchos intentos de llegar hasta Buffon, que sacó la de más peligro a Isco. Esa fe inquebrantable provocó que en la última acción del partido Cristiano ganase por alto un balón colgado y Lucas fuese derribado cuando estaba dispuesto para marcar, arrollado por Benatia. Penalti. Nada descentró a Cristiano Ronaldo, que una vez más fue el salvador. Disparo a una escuadra. Lleva once partidos consecutivos marcando y fue decisivo en otra eliminatoria y el referente al que se aferran las esperanzas del Real Madrid de conquistar una nueva Liga de Campeones. 

Fuente

Encuentre más contenidos

Fin del contenido