Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Yerry Mina y Jeison Murillo, únicos colombianos en jugar partidos oficiales con Barcelona
Yerry Mina y Jeison Murillo, únicos colombianos en jugar partidos oficiales con Barcelona.
AFP

Si bien sus fichajes generaron expectativa, con el transcurrir de las semanas fueron perdiendo protagonismo y quedando relegados en los planes de Ernesto Valverde. Así le pasó a Yerry Mina, quien arribó a suelo catalán en enero de 2018, pero también a Jeison Murillo, un jugador que fue fichado de emergencia de forma sorpresiva. 
 
Ambos colombianos se enfundaron la camiseta del Barcelona y fueron presentados bajo la compañía del presidente Josep María Bartomeu. Sin embargo, ninguno de los dos pudo engranar en el estilo de un equipo ‘sui ‘generis’, así el propio Murillo haga parte de la actual plantilla ‘culé’. De todas maneras, pocas posibilidades se vislumbran para el caleño de tener minutos en cancha y continuar a finales de temporada cuando se venza el préstamo suscrito con el Valencia. 

Vea también: Nantes va a la FIFA para reclamar el pago por el fichaje de Emiliano Sala
 
¿Pero por qué Mina y Murillo sucumbieron en su aventura por Barcelona? Varios factores se deben tener en cuenta y en ello tiene que ver Ernesto Valverde, principalmente en el caso de Yerry Mina, quien no contó con la confianza del entrenador desde un principio. Tras un larga negociación, el de Guachené se convirtió en jugador blaugrana sin haber sido un pedido del actual estratega, hecho que le pasó factura en su corto paso por territorio español. 
 
Los números lo destacan, ya que solo disputó seis partidos, catapultando su salida del actual campeón de la liga española, un semestre después de su arribo al club ‘culé’. 

Le puede interesar: La confesión de James Rodríguez sobre Zinedine Zidane y el Real Madrid
 
En cuanto a Jeison Murillo, la situación fue diferente toda vez que la solicitud la hizo Valverde para llevar a cabo el traspaso del zaguero vallecaucano. No obstante, solo ha jugado un partido como titular. De resto, el colombiano se ha visto opacado por otros futbolistas, quienes son la primera opción del adiestrador. 
 
En este caso, tanto Murillo como Mina también han sido ‘víctimas’ del estilo de juego que practica Barcelona y que no se adapta a las condiciones de los dos defensas centrales, acostumbrados a equipos replegados. Al integrar una escuadra ofensiva, que se abre por los costados y que aleja sus líneas unas de otras cuando pisa territorio rival, ambos quedan expuestos con espacios abiertos. Esto sin contar con la famosa ‘posición más posesión’, un movimiento mecanizado que se logra con cierto tipo de jugadores y que es el ADN del club ibérico. 

Fuente

Antena 2

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.