Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

David Ospina y Mohamed Salah
David Ospina y Mohamed Salah en el juego entre Liverpool y Napoli de la Champions League 2018-2019.
AFP

Napoli derrotó por 3-1 al Estrella Roja en el Estadio San Paolo de Nápoles con el arquero colombiano David Ospina en la línea titular de los italianos. El equipo local marcó por intermedio de Marek Hamsik y Dries Mertens, que anotó doblete. En el descuento de El Fardou Ben, el guardameta antioqueño no tuvo resposabilidad.

Se jugó la quinta fecha del Grupo C de la Champions League; los napolitanos quedaron líderes de la zona con 9 puntos, pero están obligados a vencer o a empatar con Liverpool en Anfield, para no depender de lo que suceda entre Estrella Roja y PSG y clasificar a los octavos de final. Si la escuadra dirigida por Carlo Ancelotti pierde por más de dos goles, podría perder su tiquete y recalar en la Europa League.

El equipo de Carlo Ancelotti impuso su clara superioridad técnica desde el comienzo contra el Estrella Roja y, tras rozar la ventaja nada más saltar al campo con un taconazo de Lorenzo Insigne a centro del español José Callejón, desbloqueó el encuentro en el 11 por medio de su capitán, Hamsik.

El centrocampista eslovaco aprovechó un saque de esquina prolongado por el serbio Nikola Maksimovic para empujar el balón entre las mallas y abrir el camino hacia una plácida goleada en el San Paolo.

Lea además: Barcelona aseguró el liderato de su grupo en la Chmapions League

Los napolitanos, que necesitaban ganar con contundencia para mejorar su diferencia de goles (entre los marcados y los recibidos) apretaron sin pausa y ampliaron distancias en el 33 gracias a Mertens, quien remató un centro del español Fabián Ruiz.

Con el partido ya encarrilado, destacó la imagen del hijo de Carlo Ancelotti, Davide, quien se levantó del banquillo napolitano para informar a su padre de que el Liverpool había logrado el momentáneo 1-2 antes del descanso contra el PSG.

El desarrollo del partido de París tenía cada vez más interés entre la hinchada del San Paolo, mientras el Napoli mantenía alta la concentración y lograba el 3-0 en el 51 con un golazo de Mertens, quien recibió un pase al hueco de Hamsik, controló con el exterior de la pierna derecha y definió con un perfecto derechazo cruzado que entró por la escuadra.

Con el choque ya ampliamente sentenciado, los napolitanos recibieron el 1-3 en el 57 a mano del jugador de Comoras Ben El Fardou, tras una asistencia del alemán Marko Marin, aunque eso no impidió al equipo de Ancelotti mantener el control de las operaciones.

Fuente

Antena 2

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.