Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Paul Pogba, futbolista francés
Paul Pogba, futbolista francés
AFP

La osadía de Paul Pogba para jugarse un disparo desde la frontal y clavarla junto al palo le valió al Manchester United para remontar al Fulham (1-2), llevarse los tres puntos y subir al liderato de la Premier League.

Los Diablos Rojos habían visto cómo unas horas antes se colocaban líderes sus vecinos del Manchester City, lo que les obligaba a un triunfo para recuperar la primera plaza.

Lea también: Manchester City es nuevo líder de la Premier League tras derrotar a Aston Villa

Una tarea que se complicó cuando a los 5 minutos se adelantó el Fulham. Eric Bailly se quedó clavado rompiendo el fuera de juego, Pogba levantó la mano en lugar de perseguir a Lookman y este, solo delante de De Gea, definió cruzado.

Comenzó entonces un acoso y derribo por parte del United que le dio el empate ante del descanso, cuando Areola no pudo despejar un centro de Bruno Fernandes y Cavani aprovechó para empujar el rechace, logrando su primer gol tras la lesión.

Era cuestión de tiempo que cayera el segundo para el United, puesto que no paraba de acumular ocasiones y el Fulham solo se metía atrás.

Le puede interesar: Boca Juniors sentencia el futuro de dos de los colombianos

Pasados los 60 minutos, tanto retrocedieron los Cottagers que Pogba tuvo tiempo para cargar la pierna desde la frontal y, pese a estar un poco escorado, sacó un disparo perfecto directo a las redes.

Pudo rematar el encuentro Cavani, que se encontró en un remate de cabeza con un paradón de Areola, pero al final De Gea tuvo que salvar la victoria alguna buena atajada en los minutos finales.

El United vuelve a la primera posición de la Premier con 40 puntos, dos más que el City y el Leicester City, aunque con un partido más que los Sky Blues.

El Fulham continúa en descenso, con 12 puntos a cinco de la salvación, pero con un partido más. 

Fuente

EFE

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.