Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Selección de Irán
Foto: AFP

Un hecho político fue el culpable de que los jugadores de la selección iraní de fútbol tuvieran que comprar sus propias camisetas para el mundial de Rusia 2018, a pesar de tener un acuerdo con Adidas para que fuera su patrocinador.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, anunció el pasado 8 de mayo la salida de su país de acuerdo nuclear pactado con Irán, que fue firmado en 2015, y que generó una ruptura en las relaciones entre ambos países que desencadenó unos conflicto para la selección iraní de fútbol.

Antes de comenzar la Copa Mundo Adidas, que antes de la decisión de Trump patrocinaba al equipo iraní, decidió no proveer al equipo nacional de este país para la cita mundialista y generó que los jugadores tuvieron que buscar y adquirir su indumentaria para estar en Rusia 2018.

Por esta razón, el equipo de Irán usa camisetas limpias de la empresa alemana y tuvieron que estampar el escudo de su país, ya que la empresa deportiva cortó toda relación con la Federación de Fútbol y cambio las condiciones del equipo que dirige Carlos Queiroz.

Además porque la empresa deportiva Nike, a pocos días de iniciar el mundial, vetó a la selección de Irán para poder usar sus guayos en la cita mundialista y los jugadores también tuvieron que cambiar sus zapatillas para poder jugar el mundial sin tener alguna sanción.

Al conocerse esta noticia, que sin duda afectaron el interior del equipo, su técnico Carlos Queiroz aseguró que esto era un crimen para el fútbol y que la política no podía mezclarse con el deportes ya que afecta completamente la concentración de los jugadores.

“Los jugadores se acostumbran a sus uniformes y no se les puede pedir que las cambien con tan poco tiempo antes de un evento de esta importancia. Algunos han tenido que comprar zapatillas nuevas o pedirlas prestadas”, explicó Queiroz en su momento.

Fuente

RCN Radio

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.