Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

dchavarro
Toni Kroos y Marco Asensio celebran el gol de Asensio
Toni Kroos y Marco Asensio celebran el gol de Asensio
AFP

El Real Madrid desaprovechó la oportunidad que le concedió el empate obtenido por el Atlético de Madrid en el Camp Nou ante el Barcelona y no pudo tomar la iniciativa en la lucha por el título de LaLiga, que sigue en poder del conjunto del argentino Diego Pablo Simeone.

Tenía el equipo del francés Zinedine Zidane la oportunidad de situarse líder y depender de sí mismo. En cambio, falto de acierto y de frescura, aún con el disgusto de la eliminación en las semifinales de la 'Champions' ante el Chelsea, salvó milagrosamente en el Alfredo di Stéfano un empate a dos ante el Sevilla gracias a un rebote en el belga Eden Hazard de un tiro del alemán Toni Kroos ya en el tiempo de prolongación.

Le puede interesar: Cómo quedó Real Madrid en la tabla de posiciones tras empatar con el Sevilla

Después de los dos enfrentamientos directos esta jornada entre los cuatro aspirantes, la situación sigue siendo muy ajustada, aunque es el Atlético el que sigue al mando, con dos puntos de ventaja sobre el Real Madrid y el Barcelona y seis sobre el Sevilla.

El Sevilla mostró un carácter valiente, aún sin jugar de inicio con un punta claro, manejó el encuentro y encontró el premio del primer tanto obra del brasileño Fernando Reges (m.22), pero el Real Madrid mejoró paulatinamente y nunca se rindió pese a sus carencias. Vio la luz cuando Marco Asensio, nada más saltar al césped, igualó el partido (m.67).

Vea también: Malas noticias en Colombia y Everton: Yerry Mina salió lesionado y se aguardan resultados

Crecido, el Real Madrid durante unos segundos se vio con opciones de adelantarse, cuando el meta marroquí Yassine Bono derribó a Karim Benzema (m.74). En cambio, en la acción previa el brasileño Militao había tocado el balón con una mano en su área. El colegiado Juan Martínez Munuera, a instancias del VAR, acudió a ver la acción y decretó la pena máxima que no desaprovechó el croata Ivan Rakitic (m.78) para la que parecía que iba a dar al Sevilla su primera victoria en el campo blanco desde diciembre de 2008.

En cambio, esa épica tan tradicional del cuadro blanco encontró la recompensa en los últimos instantes en un disparo a la desesperada de Kroos que tocó en la bota de Hazard y entró en la meta de Bono. Incluso en el último segundo Casemiro estuvo cerca de lograr el tercer tanto.

Fuente

EFE

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.