Los goles llegaron cuando Argentina pasaba su peor momento con una Italia que había regresado del entretiempo con ganas de quebrar el arco.

Argentina
Foto tomada de AFP

Sin su capitán, el astro Lionel Messi, Argentina apareció y derrotó a Italia 2 a 0, en un partido de fogueo para el Mundial Rusia-2018, disputado este viernes en el Etihad Stadium de Manchester.

A poco de ingresar al campo de juego, Ever Banega convirtió a los 74 minutos un estupendo gol de zurda, tras una pared con Giovanni Lo Celso, dejando parado al arquero italiano Gianluigi Buffon.

Luego, el delantero Manuel Lanzini, en su tercer partido con la casaca argentina, marcó el 2-0 definitivo, con un golazo a los 85 minutos tras un buen pase de Gonzalo Higuaín.

Los goles llegaron cuando Argentina pasaba su peor momento con una Italia que había regresado del entretiempo con ganas de quebrar el arco rival.

Fueron veinte minutos, en los que la 'Azzurra', dolida por no disputar el Mundial, crecía y se hizo grande el arquero argentino Willy Caballero, debutante en la albiceleste a los 36 años, al salvar en varias ocasiones a Argentina.

A los 48, un error del volante argentino Leandro Paredes estuvo cerca de costarle el partido al dejar a Lorenzo Insigne solo frente al arco de Caballero pero su remate se fue afuera perdiendo una ocasión única para convertir.

La reacción argentina no se hizo esperar y un minuto más tarde tras un gran centro de Di María, Lanzini estuvo cerca de cabeza.

Argentina que terminó el primer tiempo con su mejor imagen, perdía el mediocampo y sufría los embates de Italia, agrandándose la figura del arquero del Chelsea, en un estadio lejos de tener sus 55.000 plazas colmadas.

Los últimos 15 minutos con los cambios del Jorge Sampaoli, el campo cambió su inclinación y Argentina lo liquidó.
 

Encuentre más contenidos

Fin del contenido