Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Trofeo Supercopa de la UEFA
Foto tomada de la página web www.es.uefa.com

El estadio Puskás Aréna de Budapest acoge este jueves la Supercopa europea entre el Sevilla y Bayern Múnich, un encuentro considerado como "prueba piloto" por la propia UEFA, ya que será el primer partido a nivel europeo ante espectadores desde el estallido de la pandemia de coronavirus.

Le puede interesar: Carlos Bacca recibió el alta médica luego de tres meses inactivo

Son muy pocos los países que autorizaron ya la entrada de aficionados a los estadios en el marco del inicio de la temporadas 2020-2021. Entre ellos solo está Francia que ha permitido un aforo importante de hinchas en diferentes partidos de la Ligue 1.

España, Italia, Alemania e Inglaterra, todavía están jugando sin público en medio de nuevos rebrotes en el continente europeo que ha dejado nuevas cuarentenas en diferentes zonas.

Bajo estrictas medidas de seguridad sanitaria, el ganador de la Liga Europa y de la Liga de Campeones jugarán ante unos 20.000 espectadores, menos de un tercio del aforo máximo, reinaugurado el año pasado tras una profunda reforma.

Cada uno de los dos equipos podía traer a la capital húngara hasta 3.000 aficionados aunque ni el Sevilla ni el Bayern cubrirán todo el cupo posible. El resto de los espectadores, hasta un aforo máximo de 20.000, serán todos locales.

Para el presidente de la UEFA, Aleksander Ceferin, se trata de una "prueba piloto" para poder estudiar las posibilidades de cómo devolver el público a los estadios en tiempos de la pandemia.

"No todo es normal, pero pronto será normal. Hace seis meses todo se paró, pero ahora estamos aquí. Debemos ser optimistas, el fútbol está fuerte. La Supercopa de Budapest será un test piloto que nos servirá de aprendizaje de lo que podamos hacer", dijo el jefe de la UEFA hace dos semanas.

Los aficionados que lleguen al partido desde España y Alemania solo podrán entrar en Hungría con una prueba negativa de coronavirus que debe ser de menos de 72 horas. Con esta prueba y con la entrada para el partido, el aficionado podrá permanecer en Hungría, ya que está previsto que los hinchas del Sevilla y Bayern lleguen al país el mismo día del partido.

Lea también: Colombiano Johan Mojica llega al Atalanta de Bérgamo

A pesar de que en Hungría los aficionados pocas veces pueden ver estrellas como las que saltarán al césped en la noche del jueves, muchos se preguntan por qué se experimenta con la gente en medio de la pandemia del coronavirus.

Es más, varios partidos de la oposición, como por ejemplo el socialista (MSZP) ha pedido tanto a la MLSZ como a la UEFA que la Supercopa se realice a puertas cerradas, sin público.

La final de la Supercopa de Europa se jugará este jueves 24 de septiembre a partir de las 2 de la tarde hora de nuestro país.

Fuente

Sistema Integrado de Información con EFE

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.