Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Tottenham e Ínter lucharán por el segundar en la última fecha
Tottenham e Ínter lucharán por el segundar en la última fecha
AFP

Tottenham venció 1-0 al Ínter de Milán como local, se acomodó en el segundo lugar del grupo B de la Champions League y quedó con la primera opción de clasificar a los octavos de final del certamen europeo.

Al minuto 80, el tanto de Christian Eriksen el dio la victoria a los británicos, tras disparar cruzado aprovechando una jugada individual, sirvió para que los de Londres sumaran tres puntos, alcanzaran las 7 unidades y quedara con cierto margen de avanzar a la siguiente ronda.

Tottenham hizo frente a un compromiso que, en la previa, podía significar la eliminación en caso de perder frente a los italianos. Y no fue fácil para los de Pochettino en su objetivo de abrir el marcador.

No obstante, la certificación del milagro tendrá que llegar en el Camp Nou en la próxima jornada de la Liga de Campeones, cuando se mida a un Barcelona ya primero de grupo. Tendrá que 'copiar' lo que haga el Inter -al que iguala a siete puntos pero supera en el número de goles a favor- contra el PSV para meterse en octavos.

Le puede interesar: Falcao sigue sin anotar de penal en la Champions League

Esa última oportunidad la arrancó el Tottenham de lo más profundo de Wembley, en un partido feo, sin excesivas ocasiones y con los locales llevándose el triunfo en el único acierto en el área de todo el encuentro.

La primera parte fue un canto al fútbol. Pero un canto desafinado, monótono y aburrido. Un chirrido en la catedral que es Wembley. El aspecto pobre de las gradas, en las que apenas se sobrepasaba la media entrada y no ayudaba a ambientar el partido.

Para la segunda parte, Ínter tuvo opciones, pero Tottenham aprovechó en el remate del encuentro para ponerse en ventaja.

De interés: Yerry Mina desata los elogios de una leyenda de la Premier League

Con 10 minutos por jugar, Sissoko se internó en el área, sorprendido por la pasividad de la defensa italiana, y cedió el balón a Alli en el punto de penalti. El inglés dio una vuelta sobre sí mismo y, generoso, se lo pasó a Eriksen, que llegó desde atrás para firmar el 1-0 e impulsar al Tottenham.

Ahora le tocará aprovechar esa última vida en el escenario más complicado posible, el Camp Nou. Pero mientras exista la posibilidad del milagro, tendrán que aferrarse a él.

Fuente

Antena 2 y EFE

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.