Cargando contenido

El colombiano asisitió a su compañero Son para la victoria ante Aston Villa.

Dávinson Sánchez
Dávinson Sánchez
AFP

Heung-min Son derribó al Aston Villa (2-3) con un tanto en el minuto 94 que condenó a Bjorn Engels, defensa villano, que cometió un penalti y un error garrafal que facilitaron la victoria del Tottenham Hotspur.

En un partido de errores y remiendos, el más perjudicado fue Engels. Después de que Toby Alderweireld marcara en propia puerta y luego lo enmendara con un tanto de cabeza, Engels completó una tarde desastrosa.

Vea también: Pared, taco, gol… Cuadrado sentenció la victoria de la Juventus con un jugadón

Cometió un penalti, logró subsanarlo con un gol de cabeza, pero condenó a su equipo en el tiempo añadido al fallar un control y dejar solo a Son contra Pepe Reina. El surcoreano no falló y los tres puntos viajaron a Londres. Son terminó convirtiendo en asistencia un rechazo realizado por Dávinson Sánchez. 

Y eso que las cosas se le complicaron pronto a los de Mourinho en una jugada de difícil explicación. Alderweireld, en un centro lateral, se lio a la hora de despejar el balón, con tan mala suerte que lo introdujo en su portería.

Pero el belga se resarció de su incomprensible acción. En un córner, veinte minutos después, sacó un potente disparo a la media vuelta que hizo temblar los cimientos de Villa Park.

Alderweireld enmendó su error y el Tottenham se adelantó antes del descanso gracias a un acción revisada por el VAR. La tecnología decretó penalti en un derribo de Engelgs sobre Bergwijn y Son se encargó de ejecutarlo.

El surcoreano lo hizo casi a cámara lenta y Pepe Reina le adivinó el lanzamiento. Sin embargo, Son estuvo más rápido a la hora de ir a por el rechace y puso el 1-2 en el marcador.

Le puede interesar: Duván y Muriel jugaron en la remontada de Atalanta contra Roma

En la segunda parte, el balón parado le costó el empate al Tottenham. Un córner al corazón del área lo remató a las redes el propio Engels (2-2).

Pero Engels erró a menos de un minuto del final. Cuando todo parecía decidido, el defensa falló al intentar controlar un pase en largo de Dávinson  Sánchez y Son se plantó solo delante de Reina. Le batió por bajo y dio el triunfo al equipo de Mourinho.

Esta victoria provoca que el Tottenham se meta en la pelea por la Liga de Campeones y se sitúe quinto, a un punto del Chelsea, que es cuarto. El Aston Villa se hunde un poco más y está a un punto del descenso.

Fuente

EFE

Encuentre más contenidos

Fin del contenido