El vehículo estaba llegando a Anfield, el estadio del Liverpool, cuando aficionados le lanzaron botellas y latas.

Ataque al bus del Manchester City
Ataque al bus del Manchester City
Foto: AFP - Paul Ellis

El bus que transportaba a los jugadores del Manchester City sufrió daños por el lanzamiento de botellas a su llegada a Anfield para medirse con el Liverpool, que luego ganó 3-0, este miércoles en cuartos de final de la Champions. El ataque fue constatado por un fotógrafo de la AFP.

Esta situación se presentó pese a que el vehículo estaba escoltado por policías a pie y a caballo. Los hinchas del Liverpool, además, llevaban bengalas que encendieron al momento de la llegada de los equipos.

"No esperábamos esto después de lo que pasó la pasada temporada en Dortmund. Sé que esto no es el Liverpool", reaccionó Pep Guardiola, técnico del City, al micrófono de BT Sport. 

"No lo entiendo. Hicimos todo para evitar este tipo de situaciones; pido perdón de parte del Liverpool", se excusó por su parte Jurgen Klopp, estratega de los 'Reds'.

Liverpool pidió perdón poco después "condenando de la forma más rotunda las escenas" de antes del partido. 

"Pedimos perdón sin reservas a Pep Guardiola, a sus jugadores, a su cuerpo técnico y a los dirigentes afectados", escribió el club de Anfield, y anunció que "cooperará para identificar a los responsables". 

Después del partido, el técnico español no escondió en rueda de prensa su descontento: "Ayer ustedes (los periodistas) me explicaron que esto iba a producirse y se ha producido. Normalmente, si la policía sabe que va a ocurrir, debería evitar que se produzca". 

"No me esperaba eso por parte del Liverpool. Venimos aquí para jugar al fútbol, es un deporte y no comprendo este tipo de situaciones", continuó. 

"El bus ha quedado destruido. No me esperaba eso de un club tan prestigioso como el Liverpool. Claro que no es el Liverpool, es la gente, pero espero que no se vuelva a producir", concluyó.

Con información de AFP

 

Fuente

Encuentre más contenidos

Fin del contenido