Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Inter lidera la Serie A pero sufre la lesión de Jeison Murillo

Jeison Murillo/ AFP

El Inter Milán (1º) ganó este domingo al Chievo (3º) en Verona gracias a un gol del delantero argentino Mauro Icardi y se mantiene líder del campeonato gracias al pleno de victorias en su casillero tras cuatro jornadas de la Serie A italiana.

La mala noticia para el conjunto lombardo llegó con la lesión del central colombiano Jeison Murillo, que fue sustituido en el minuto 24 por el italiano Andrea Ranocchia.

Su compañero en la zaga fue el chileno Gary Medel quien estuvo, un día más entre los destacados del encuentro. El colombiano Fredy Guarín también fue titular en el medio del campo.

El conjunto interista, que suma 12 puntos de 12 posibles, no está brillando por la espectacularidad de su juego si no por la eficacia en sus encuentros, que siempre han ganado por un tanto de diferencia (tres 1-0 y un 2-1).

El equipo entrenado por Roberto Mancini controló el partido y doblegó a un Chievo que era una de las sorpresas del campeonato al afrontar el duelo como segundo clasificado e invicto.

El Chievo, que venía de empatar en el Juventus Stadium la pasada jornada (1-1), empezó poniendo en apuros al arquero esloveno Samir Handanovic gracias a una buena acción del delantero argentino Lucas Castro.

Después, el exmilanista y compatriota de Handanovic, Walter Birsa tuvo un libre directo desde 25 metros que desaprovechó.

 

Tras reponerse y controlar el juego, los nerazzurris abrieron el marcador gracias al estreno esta temporada de Icardi.

Kondogbia recibió de saque de banda y lanzó un pase al argentino. El defensor del Chievo Verona, Massimo Gobbi a punto estuvo de interceptarlo, pero en vez de eso, dejó el balón franco para Icardi.

El sudamericano recortó a su compatriota, el arquero Albano Bizzarri, para después introducir el balón en la portería por debajo de las piernas de Gobbi, quien recuperó la posición a toda prisa pero no pudo evitar el tanto.

Los de Verona no tardaron en reaccionar, un lanzamiento lejano de Birsa fue desviado por Handanovic.

En la segunda parte, tras un error del brasileño Alex Telles, el Chievo pudo empatar con un acercamiento de Paloschi, pero el balón no entró en el arco. Después de este susto, el Inter tiró de oficio y llevó sin apenas sobresaltos el partido hasta el pitazo final.