Cargando contenido

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Leonel Álvarez
Leonel Álvarez jugó en la época dorada de la Selección Colombia.
Instagram Leonel Álvarez y redes sociales

Leonel Álvarez es uno de los jugadores que marcó la historia del fútbol colombiano y jugó en la época dorada de la Selección que le dio cientos de alegrías a los colombianos en compañía de 'El Tren' Valencia, 'El Pibe' Valderrama, Faustino Asprilla, René Higuita, entre otros.

El volante colombiano que comenzó su carrera en 1983 se convirtió en uno de los mejores en su posición, pues era un jugador agresivo en el campo que marcaba la diferencia frente a otros equipos que les daba miedo enfrentarlo. 

En una reciente entrevista con Mateo Carvajal, Álvarez habló sobre su faceta futbolística e indicó que él si era agresivo y reveló cómo se preparaba para jugar en la cancha.

Le puede interesar: El 'Tino' Asprilla habla de sus 'pecados' en Europa: "Me gustaba ir a fiestas"

"Pasaba mucho, no tanto, que se metieran con uno. Yo siempre fui muy competitivo y fue agresivo, jugué con una agresividad sana, pero casi nunca se metían con uno", dijo Álvarez.

El exjugador de Atlético Nacional dijo que a él casi no le pegaban y recordó una vez en la que Simeone le dijo que le iba a pegar a 'El Pibe' y a 'Rincón', pero con él no se iba a meter.

"Eh con el peludo no, él es el que los defiende a ustedes", dijo, sobre la vez que el actual técnico del Atlético de Madrid jugó contra Colombia. 

Álvarez recordó en una ocasión que le pegaron y él siempre pensó en la mejor manera para vengarse, hasta que logró su cometido. 

Lea también: El Tino Asprilla intentó conquistar a Paola Turbay, pero lo frenó en seco: “usted está casado”

"El difunto Alcatraz García me pegó una patada en la cabeza, me pusieron 14 puntos. En su momento me dio mucha rabia y pensaba en cómo desquitarme. En Ibagué se me fue un poquito la mano y le reventé la nariz", dijo entre risas. 

De igual forma, dijo que su táctica era ver al línea y después al árbitro para que estuviera de espalda, con el fin de que no vieran cuando golpeaba a su contrincante. 

"A mí me gustaba tener la guerrita. Yo jugaba bien y me pegaban, pero cuando ya me tocaba dar a mí yo les decía, 'no diga nada que yo no dije nada mal***'. A veces se quedaban con cabello mío", recordó.

El histórico jugador comentó que en su época de futbolista, lleva siempre con él una sierrita que era del abuelo para sacarle punta a los tacos y al llegar a cada ciudad esperaba que lloviera, pues al barrerse quería tener más impulso para "raspar ahí derecho".

Después de su retiro, Álvarez se desempeñó como entrenador de la Selección Colombia durante un año, además estuvo en clubes como Medellín, Águilas Doradas, Cerro Porteño, Club Libertad y ahora en el Club Cienciano. 

 

 

Fuente

Sistema Integrado Digital

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.