Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Reventa de boletas
RCN Radio

La Fiscalía General radicó formalmente el escrito de acusación en contra del empresario Elías José Yamhure Daccarett por su participación en los hechos que rodearon la reventa de los partidos de la Selección Colombia en la etapa final de las Eliminatorias al Mundial de Rusia 2018.

En contexto: Cartel de reventa de boletas: Ratifican sanción contra Federación de Fútbol

Yamhure Daccarett, quien fue socio de la empresa TicketYa, tendrá que responder en juicio por su presunta participación en los delitos de agiotaje agravado (especulación para modificar los precios de los productos), corrupción privada y concierto para delinquir.

La Fiscalía General indicó que el empresario tuvo una participación activa en las irregularidades que rodearon la celebración del contrato para la venta de las boletas de los partidos en calidad de local para la Selección Colombia.

Lea además: Federación no tiene responsabilidad en reventa de boletas: Ramón Jesurún

El centro del proceso es la venta de las boletas para el juego contra Brasil en el Estadio Metropolitano de Barranquilla que se iba a disputar el 5 de septiembre de 2017.

Para el tan anhelado juego la empresa TicketYa puso a la venta 13.854 boletas en su página web. Sin embargo, de manera extraña, la plataforma estuvo caída durante varias horas y cuando se restableció los hinchas se encontraron con un curioso mensaje: ya todas las boletas estaban agotas.

Dichas boletas, que tenían un precio base de 2.840 millones de pesos, fueron vendidas en el mercado negro a un precio muy superior. Según la investigación, en total se recaudaron 5.900 millones de pesos, generando así una millonaria defraudación a las arcas de la Federación Colombiana de Fútbol.

Le puede interesar: Rechazan tutela de la Federación Colombiana contra la sanción de la SIC

El ente investigador señaló en su momento que los representantes de esta empresa “obtuvieron una utilidad aproximada de 3.105 millones de pesos”.

Yamhure Dacarett junto a sus socios habría pagado un millonario soborno a las tres principales cabezas de la Federación Colombiana de Fútbol en ese momento (Luis Bedoya, Ramón Jessurún y Álvaro González) con el fin de recibir el contrato.

Pese a que la empresa no contaba con la experiencia para esto en el proceso de licitación fueron favorecidos.

Fuente

Sistema Integrado Digital

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.