Un 20 de marzo de 2013 debutó con el Deportivo Pasto un espigado jugador llegado desde la población caucana de Guachené, el cual se destacaba por sus 1.95 de estatura en un choque ante el Deportivo Cali en un partido correspondiente a la Copa Águila.

Seis meses después, el 15 de septiembre, hizo su debut por la Liga Águila, curiosamente ante el mismo equipo caleño jugando 79 minutos.

Yerry Mina es oficialmente nuevo jugador del Barcelona


Yerry Mina, aunque es defensa central, siempre ha sido un jugador que en el juego aéreo ha sido importante, no solo defendiendo, sino también en los tiros de esquina y faltas cerca del área de los equipos rivales.

Su primer gol se lo anotó de cabeza al Atlético Huila en un partido que se jugó el 13 de octubre, en el empate a dos goles.

Su paso por el cuadro nariñense duro muy poco y ese mismo año (2013), exactamente el 7 de diciembre jugó su último partido, viajando al Independiente Santa Fe, equipo que adquirió la totalidad de sus derechos deportivos.

La historia de Lauro Mosquera, el colombiano que jugó un partido amistoso con el Barça


Su debut con el conjunto 'cardenal' fue en enero de 2014 en un partido ante el Rionegro Futbol Club, donde Mina actuó los noventa minutos. El 28 de enero de ese mismo año se inauguró a nivel internacional, jugando ante el Morelia por la Copa Libertadores de América.

Su primer gol con Santa Fe fue ante el Once Caldas, entrando en el segundo tiempo y anotando en el minuto 85 en la derrota 2-1.

Ese mismo año (2014) se coronó campeón de la Liga colombiana con Santa Fe. 2015 le trajo más títulos a Mina, pues comenzando el año ganó la Súper Liga colombiana y en diciembre se coronó campeón de la Copa Sudamericana ante Huracán de Buenos Aires.

Las buenas noticias siguieron acompañando a Yerry Mina. En 2016 clasificó con la Selección Colombia a los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro. Ese mismo año debutó en la Selección de mayores en la Copa América del Centenario ante Paraguay.

Apenas terminada la Copa América se conoció su venta al Palmeiras, debutando ante el Curitiba, anotando su primer gol en territorio brasileño, terminando campeón de Brasil en apenas seis meses.

Ahora lo espera la camiseta número 24 del Barcelona, equipo que ha adquirido sus derechos deportivos tras llegar a un acuerdo con el Palmeiras brasileño por 11,8 millones de euros (14 millones de dólares), inscribiendo su nombre como el primer colombiano en jugar de manera oficial en el conjunto 'catalán'.